CARACAS. EFE.- El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, informó hoy de que se precipitó a tierra un avión Sukhoi-30 de la Aviación Militar Bolivariana en la región “noroccidental” fronteriza con Colombia, sin que hasta el momento se conozca si los dos pilotos sobrevivieron a la caída.

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana informa al pueblo de Venezuela que el día 17 de septiembre de 2015, aproximadamente a las 21:07 horas (01.30 GMT), un avión tipo Sukhoi-30 de nuestra gloriosa aviación militar bolivariana (…) se precipitó a tierra sin que hasta el momento, se conozca la situación de los pilotos”, dijo Padrino en un comunicado.

En el escrito se indica que la aeronave era pilotada por los capitanes Ronald Ramírez y Jackson García, que anoche “custodiaban” el espacio aéreo de Venezuela y que se movilizaron a la zona limítrofe con Colombia tras detectar “una aeronave ilícita que ingresó por la Región Noroccidental del país”.

El comunicado, firmado por Padrino López, indica que la zona en la que cayó el avión es el lugar “donde las mafias ligadas al narcotráfico” pretenden usar el territorio venezolano “como plataforma de distribución de drogas producidas en el vecino país, hacia Centroamérica y el Caribe”.

El ministro indicó que, en vista de estos hechos, “se ha ordenado la inmediata activación de la Junta Investigadora de Accidentes Aéreos con el objeto de determinar las posibles causas que originaron el siniestro y tomar las medidas necesarias para la ubicación de los pilotos”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, escribió la madrugada de hoy en su cuenta de Twitter: “Todo el Apoyo y Solidaridad de la Patria a la Aviación Militar Bolivariana, levantemos la Moral y sigamos el Combate”.

El siniestro se produce en el marco de una serie de medidas que el Gobierno de Maduro ha tomado en gran parte de la zona fronteriza con Colombia donde ha ordenado el cierre de un importante sector del área limítrofe y estado de excepción.

Estas medidas se empezaron a activar el 19 de agosto pasado en seis municipios del occidental estado Táchira después de que Venezuela denunciara el ataque de supuestos paramilitares colombianos contra militares venezolanos y un civil, lo que llevó, además, a un decretó el estado de excepción en esta zona.

El 28 de ese mes Maduro amplió la medida a cuatro municipios más del Táchira, decisión que el presidente defiende con el argumento de que esta es una acción de lucha contra el hampa y el contrabando en esta frontera y de la que responsabiliza en parte a Colombia.

A día de hoy son ya 23 municipios, la mayoría de ellos fronterizos con Colombia, en los que se aplica el cierre de los pasos y el estado de excepción, lo que abarca alrededor de dos terceras partes de los 2.219 kilómetros fronterizos que comparte con Colombia.

Para tratar de buscar una solución a la problemática fronteriza Maduro y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, se reunirán en Quito el próximo lunes. EFE

Deja un comentario