MONTEVIDEO (EFE).- El Ministerio de Salud uruguayo indicó que reducir la tasa de mortalidad por cáncer es un objetivo prioritario para el país, que, según un estudio de 2012 de Globocan, un proyecto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene el mayor índice de fallecimientos por esta causa en América.

El ministro de Salud, Enrique Barrios, explicó a Efe que, “en términos de incidencia”, Uruguay tiene un comportamiento similar al de los países desarrollados, pero “con algún rasgo” de los que están en vías de desarrollo.

Según un informe realizado en mayo de 2014 por el Registro Nacional de Cáncer, en Uruguay se detectan 15.000 nuevos casos anuales de esta patología y por esta mueren en torno a 77.000 uruguayos cada año.

Este hecho se debe a que, en relación con el resto de la región, este Estado suramericano solucionó rápidamente la mortalidad derivadas de enfermedades infecciosas a través de medidas como la vacunación, lo cual alargó la esperanza de vida e hizo que apareciese “otro perfil de mortalidad”.

Según el mismo informe, en 2010 el 23,8 % de los fallecimientos en Uruguay se debieron a esta enfermedad, aunque no es la que más muertes produce, lugar que ocupan las patologías cardiovasculares.

En cuanto a los tipos de cáncer que más se dan en Uruguay, entre los hombres destacan el de próstata, el de pulmón y el colorrectal.

Sin embargo, el cáncer de pulmón se coloca en el primer puesto en cuanto a su tasa de mortalidad entre los hombres.

En el caso de las mujeres, los tipos de cáncer más comunes son, por orden, el de mama, el colorrectal, el de pulmón y el de cuello de útero, señaló Barrios, quien dio estas declaraciones en el marco de la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer, estipulado por la OMS para concienciar a la población sobre esta patología.

En ese sentido, destacó que el número de casos de cáncer de cuello de útero entra dentro de esos “rasgos” de países en vías de desarrollo y también destacó la preocupación que existe debido al aumento de casos de cáncer de pulmón entre las mujeres, que, según dijo, aumentan más de un 3 % anual.

En Uruguay rige una restrictiva política en cuanto al consumo de tabaco que fue alentada por el presidente del país, Tabaré Vázquez, durante su primer mandato (2005-2010).

Las medidas impulsadas por Vázquez, oncólogo de formación, llevaron a que en febrero de 2010 la tabacalera estadounidense Philip Morris International (PMI) demandase al Estado uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), ligado al Grupo Banco Mundial.

La empresa norteamericana centra sus reclamaciones en torno al, según alega, incumplimiento por parte de Uruguay de su Tratado Bilateral de Inversión con Suiza (TBI).

El pasado noviembre, el Instituto Nacional de Estadística divulgó unos datos en los que señala que actualmente existen unos 400.000 fumadores diarios mayores de 15 años en el país, cuando hace 10 años eran en torno a 600.000.

Además del tabaco, otros factores que influyen decisivamente en en la aparición de distintos tipos de cáncer son el sedentarismo, una mala dieta -según Barrios, casi un tercio de los casos pueden relacionarse con ella- y el consumo excesivo de alcohol. EFE

Deja un comentario