Viena, (EFE).- Unos 500 policías vigilarán los tradicionales puntos en los que se celebra la Nochevieja en el centro de Viena y se ha pedido a los ciudadanos que acudan a los festejos sin mochilas o bolsos de gran tamaño, tras la alerta recibida por varias capitales sobre un posible atentado.

La policía austríaca informó la semana pasada de que había recibido una advertencia de un servicio de inteligencia foráneo de que se podrían preparar atentados en algunas capitales europeas, y, aunque no hay indicios concretos de peligro, aseguró que se tomaba “muy en serio” la información.

Las autoridades han mantenido los tradicionales festejos, que empiezan a media tarde en numerosos puestos callejeros, aunque la policía establecerá medidas adicionales de seguridad en unas celebraciones que congregan a decenas de miles de personas.

Roman Hahslinger, el portavoz de la policía de Viena, ha pedido a los ciudadanos que acudan a los festejos con sus pertenencias imprescindibles y advirtió que quién vaya con una mochila o un bolso de gran tamaño será sometido a un control, informa la televisión pública ORF.

Los agentes, agregó, han recibido instrucciones especiales para estar atentos a ciertos “comportamientos” y “situaciones”.

Además del centro, la policía desplegará agentes en los principales cruces y vías de comunicación de la ciudad, y comandos especiales Cobra estarán preparados para actuar.

Decenas de miles de turistas de todo el mundo llegan todos los años a la capital austríaca en los días posteriores a la Navidad para pasar la Nochevieja en la ciudad, donde el día 1 de enero se celebra el famoso Concierto de Año Nuevo. EFE

Deja un comentario