LONDRES.- La Agencia Europea del Medicamento recomienda la concesión de la licencia para la primera vacuna del mundo contra la malaria, a pesar de que solo tiene un 30% de efectividad y que la protección desaparece con el tiempo.

La agencia dijo en un comunicado el viernes que había “adoptado un dictamen científico positivo” para el uso de la vacuna fuera de la Unión Europea, un proceso regulatorio que ayuda a acelerar la llegada de los nuevos fármacos al mercado.

La vacuna, conocida como Mosquirix y fabricada por GlaxoSmithKline, sería la primera en el mundo autorizada para una enfermedad parasitaria; estudios previos revelan que protege sólo a alrededor de un tercio de los niños.

“Esta no es la gran revolución que esperábamos”, dijo el doctor Martin De Smet, especialista en malaria de Médicos Sin Fronteras. “La vacuna misma es decepcionante, pero es un paso importante”. Añadió que ayudaría a reducir el enorme peso de la malaria: cada año se registran unos 200 millones de casos y medio millón de muertes, la mayoría de niños africanos.

“En los países donde los niños sufren cuatro a seis ataques de malaria por año, será una gran diferencia”, dijo, pero advirtió que la gente debe seguir usando las redes antimosquito.

Gregory Hartl, vocero de la Organización Mundial de la Salud, dijo que la decisión de la agencia europea “no es una recomendación de usar esta vacuna”, y que la OMS emitirá su evaluación en noviembre. Dijo que se tendrá en cuenta factores excluidos por el regulador europeo, tales como logística y la relación costo-eficacia.

La OMS había fijado a 2015 como plazo para llegar a una vacuna antipalúdica que fuera eficaz en al menos un 50% de los casos con protección mayor de un año.

De Smet sugirió que los países que tienen malaria todo el año serán los más beneficiados.

“No podemos darnos el lujo de no aprovechar una herramienta adicional, aunque sea altamente imperfecta”, dijo.

Deja un comentario