SANTO DOMINGO.- A propósito de celebrarse el 12 de junio el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, Rosa Elcarte, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), afirmó que las estadísticas nacionales sobre trabajo infantil muestran que la situación no ha variado en los últimos años.

Indico que según la Encuesta Nacional de Hogares (ENHOGAR) de 2010 el 12,2% de todos los niños y niñas de 5 a 17 años -más de 300,000- trabajaban. En 2014, el porcentaje era del 12,8%. Esto significa que uno de cada 9 niños o niñas realiza una actividad económica que está prohibida por ley para ellos.

Según la legislación nacional está prohibido que los niños menores de 14 años trabajen, independientemente de si lo hacen o no en el ámbito familiar. Desde los 14 a los 17 años pueden trabajar siempre que no sea en actividades peligrosas o que puedan afectar su salud o desarrollo, y siempre que el número de horas trabajadas le permita seguir manteniendo su derecho a estudiar.

El trabajo infantil atenta directamente al desarrollo de los niños y niñas, pone en riesgo su salud, su seguridad y su integridad, y les priva de su infancia. Así mismo, impide tener una educación universal y de calidad ya que muchos niños dejan la escuela o no pueden aprovechar las clases por tener que trabajar.

De acuerdo con la citada encuesta, las principales actividades económicas que hacen los niños y niñas en República Dominicana están vinculadas al comercio (29,3%), otros servicios (25%) -que incluyen el trabajo doméstico- y la agricultura (25%).

Una las actividades que pone en mayor riesgo a los niños y especialmente a las niñas, es el trabajo en hogares de terceros. El 8,4% de todos los niños y niñas que trabajan, lo hacen en casas de familias.

Aunque muchos padres no lo consideren así, el trabajo infantil puede ocurrir también en la propia familia de los niños y niñas, cuando éstos destinan un tiempo excesivo a las labores de la casa, postergando el estudio, el juego o el descanso. Más de 37,000 niños de 5 a 13 años dedican 15 horas o más a la semana a actividades domésticas en su hogar como cuidar a los hermanos, cocinar, limpiar, entre otras. Esto es considerado trabajo infantil.

UNICEF recuerda que es obligación del Estado, con apoyo de la sociedad y la comunidad internacional, hacer todos los esfuerzos posibles para combatir el trabajo infantil, tal como dice la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño ratificada por el país en el 1991.

“Los niños y las niñas deben estar en la escuela, aprendiendo y jugando pero no trabajando. Cuando la sociedad permite que un niño trabaje lo está condenando a mantenerse en el círculo de la pobreza; el trabajo infantil puede ser pan para hoy, pero con seguridad es hambre para mañana”, dijo Rosa Elcarte mediante un comunicado de prensa.

UNICEF apoya al Estado Dominicano en sus esfuerzos para aumentar la cobertura y calidad de la educación y en la eliminación de las peores formas de trabajo infantil descritas en el Convenio No. 182 de la Organización Internacional del Trabajo.

Deja un comentario