SIDNEY (AUSTRALIA),(EFE).- Un presunto tiburón punta negra atacó hoy a un niño de once años que nadaba en una playa del noreste de Australia, antes de que el padre lo rescatase y sacase del agua con un mordisco en la pantorrilla derecha.

“Se hallaba en la playa, cerca de aguas profundas, cuando vio un tiburón o algo parecido, y menos de un minuto después le mordió, y su padre le sacó del agua”, explicó el paramédico Brad Lawson, del Servicio de Ambulancias de Queensland, según la emisora ABC.

El padre lo llevó a un centro médico donde el menor recibió los primeros auxilios antes de ser trasladado por aire al Hospital Gladstone.

El tiburón punta negra o Carcharhinus melanopterus es un ejemplar fácilmente identificables por el color negro que cubre la punta de sus aletas, habita en los arrecifes tropicales de coral de los océanos Índico y Pacífico, y prefiere aguas poco profundas y costeras.

Los ataques de tiburón son comunes en Australia, donde habitan unas 180 especies de escualos.

El Gobierno del estado de Australia Occidental (oeste) puso en marcha en 2013 un polémico plan de captura y matanza de tiburones de más de tres metros para proteger a sus bañistas.

En algunas partes del estado de Nueva Gales del Sur y Queensland se utilizan redes e incluso complejos anzuelos para evitar ataques, pero se evita abiertamente capturarlos y matarlos. EFE

Deja un comentario