ESTAMBUL, (EFE).- El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que el autor del atentado contra una boda kurda en la ciudad de Gaziantep, en el extremo sur de Turquía, fue un adolescente de entre 12 y 14 años.

La masacre “la cometió un atacante suicida de 12-14 años de edad, que se hizo detonar o fue detonado”, dijo el mandatario en declaraciones transmitidas en directo por la cadena NTV.

“Los primeros indicios de los que disponen nuestros organismos de seguridad apuntan al Dáesh (el grupo yihadista Estado Islámico), y trabajan en ello”, agregó Erdogan.

El saldo de víctimas ha aumentado a 51 muertos, mientras que de los 94 heridos registrado en un primer momento, 69 siguen bajo tratamiento en los hospitales, y 17 de ellos se encuentran en estado grave, precisó el presidente.

“Es cierto que últimamente se ha hablado de que Dáesh tenía esa estructura o posición en Gaziantep. Se han realizado y se realizan varias operaciones intensas, y desde luego ahora nuestras fuerzas de seguridad continuarán con un trabajo aún mucho más intenso”, dijo Erdogan.

“Para nosotros no cambia nada de dónde procede el terror”, subrayó el presidente en alusión al terrorismo de extremistas kurdos del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) o seguidores del predicador conservado Fethullah Gülen.

“Puede ser el terror de la FETÖ (la cofradía gülenista), del PKK, del Dáesh o de PYD-YPG (las milicias kurdas) al otro lado de la frontera siria: para nosotros todos son organizaciones terroristas”, insistió el presidente turco.

El partido de la izquierda prokurda HDP, tercero del Parlamento de Turquía, confirmó esta madrugada que los novios que celebraban su enlace cuando sucedió el ataque eran miembros de esta formación política, que ha sido blanco de varios ataques del Dáesh durante el último año.

Deja un comentario