Puerto Príncipe, EFE.- Una persona murió y cuatro permanecen desaparecidas tras las fuertes lluvias registradas el fin de semana en el suroeste de Haití, mientras que en el norte del país 570 viviendas quedaron parcialmente inundadas, informaron hoy fuentes de socorro.

Fuentes de Protección Civil informaron hoy a Efe que las 570 viviendas inundadas se encuentran en la localidad norteña de Limonade, cerca de Cabo Haitiano.

Cinco departamentos en el norte de la nación se encuentran en alerta por lluvias intensas y peligro de deslizamientos.

Limonade es una zona eminentemente agrícola y la mayor parte de la zona está anegada por el agua.

En el noroeste del país, en Port de Paix, un deslizamiento de tierra provocó la destrucción de una casa y dañó otras tres viviendas.

El pasado 11 de febrero, al menos seis personas murieron en la localidad de Borgne, debido a las intensas lluvias que se registraron y que afectaron a miles de personas en Cabo Haitiano (norte) y en Port de Paix, según autoridades de socorro. EFE

Deja un comentario