CARACAS, EFE.- Un grupo de decenas de madres opositoras al Gobierno de Nicolás Maduro protestó hoy frente a un comando de la Guardia Nacional Bolivariana, a propósito de la celebración del día de las madres, en rechazo a la actuación del cuerpo castrense contra las manifestaciones antigubernamentales de las últimas semanas.

Las decenas de mujeres que conformaron la manifestación acudieron vestidas de negro, algunos hombres, niños y dirigentes políticos, acudieron hasta el Comando Regional Nº5 (CORE5) de la Guardia Nacional, alzando pancartas, banderas de Venezuela, y consignas condenando la acción “represora” de la Fuerza Armada venezolana.

La manifestación llegó después de una pequeña marcha en la que avanzaron tomadas de las manos a la sede del CORE5, en el oeste de la capital venezolana, hasta un cordón de agentes militares que se apostó en la puerta del cuartel con cascos, chalecos y escudos antimotínes.

Frente al cuartel las opositoras rezaron oraciones, cantaron el himno nacional, levantaron pancartas en las que se leía, entre otras frases: “suelta tu arma”, y leyeron una carta dirigida a los soldados.

“Soldado escucha a tu madre: se dicen que en los cuarteles que cuando el clarín de la patria llama hasta el llanto de las madres calla, hoy estoy llorando, tu patria te reclama: no más, baja tu arma”, decía parte del escrito leído por una de las mujeres frente al piquete de funcionarios, pero que fue solapado por mensajes en favor del Gobierno puestos con parlantes frente al comando por grupos chavistas.

Entre las manifestantes participó la exdiputada de la Asamblea Nacional María Corina Machado, la diputada Adriana D’Elia y la alcaldesa interina del área metropolitana de Caracas, Helen Fernández.

La protesta forma parte de la agenda de manifestaciones opositoras que se iniciaron después de que el Tribunal Supremo, acusado de servir al chavismo, se atribuyera las funciones de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición y considerada por aquellos la única institución democrática del país.

La escalada de la tensión y la presión en las calles aumentó aún más cuando Maduro anunció el inicio de un proceso constituyente para redactar una nueva Carta Magna como la “única” manera de conseguir la paz, lo que sus detractores ven como un golpe de Estado y una manera de buscar perpetuarse en el poder.

Algunas de estas manifestaciones se han vuelto violentas, con un saldo de 39 muertos y cientos de heridos y detenidos. EFE

Dejar respuesta