Washington, EFE.- El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, echo más leña al fuego tras la reanudación de las investigaciones del FBI sobre su rival demócrata, Hillary Clinton, y su uso de un servidor privado mientras era secretaria de Estado (2009-2013).

El aspirante republicano trató hoy de aprovechar las circunstancias en un nuevo acto electoral en Golden (Colorado), en el que llamó “gran sinvergüenza” al exrepresentante por Nueva York Anthony Weiner, cuyo caso por haber mantenido conversaciones sexuales con una menor abrió la puerta a nuevas indagaciones sobre Clinton, según informó el diario The New York Times.

Weiner, quien fue esposo de una de las más estrechas asesoras de Clinton, Huma Abedin, está bajo el ojo de la Justicia por haber intercambiado mensajes subidos de tono con menores de edad, una investigación por la que el FBI obtuvo nuevos documentos que podrían estar relacionados con el caso de Clinton, pero que no la pertenecen.

El magnate especuló durante su aparición de hoy con que esos nuevos hallazgos del FBI sean uno de esos “33.000 correos eliminados” que no se encontraron en los registros de la ex secretaria de Estado.

El candidato republicano también especuló sobre si Abedin seguiría siendo parte de la campaña de Clinton.

“Me pregunto, si ella (Clinton) va a mantener Huma?” preguntó Trump.

“Huma ha sido un problema. Me pregunto si Huma se va a quedar ahí. Y espero que no le hayan dado inmunidad Huma porque parecería que cualquiera que camine por la acera tiene inmunidad”, continuó el aspirante republicano.

El director del FBI, James Comey, notificó este viernes a ocho presidentes de comités del Congreso estadounidense que su oficina ha reabierto el caso de los correos privados de Clinton por “un caso no relacionado” -presuntamente el de Weiner-, desatando una tormenta en la recta final de la campaña electoral.

A falta de apenas once días para las elecciones presidenciales, esta revelación da munición al magnate republicano para continuar atacando a su rival demócrata, a pesar de que en julio pasado el propio Comey zanjara el caso y recomendara al Departamento de Justicia no presentar cargos contra Clinton. EFE

Deja un comentario