El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha revelado que podría conservar parte de la reforma sanitaria puesta en marcha por el mandatario saliente, conocida popularmente como ‘Obamacare’, a pesar de que en campaña prometió derogarla.

En una entrevista concedida al ‘Wall Street Journal’, la primera desde su victoria electoral, ha indicado que una de sus prioridades será revocar este programa porque, según ha argumentado, es tan disfuncional que «no puedes usarlo». Pero ha matizado que podría mantener algunos aspectos de la reforma sanitaria, después de que Barack Obama le pidiera expresamente en la reunión que mantuvieron el jueves -su primer cara a cara- que considerara conservarlos.

Uno de estos elementos es la prohibición de que las aseguradoras se nieguen a dar cobertura sanitaria a potenciales clientes por sus condiciones de salud, lo que obliga a contratar estos seguros en edades tempranas. «Esto me gusta mucho», ha confesado el presidente electo.

Las protestas por la victoria de Trump

trump-protester


La victoria de Trump genera protestas en diversas partes de Estados Unidos
El magnate neoyorquino ha vuelto a señalar como sus prioridades de Gobierno una desregulación financiera «que permita a los bancos prestar de nuevo», la seguridad en las fronteras y la lucha contra las drogas y la inmigración ilegal.

A ello ha añadido, tal y como hizo en su discurso de la victoria, unir de nuevo a los estadounidenses, profundamente polarizados por la dureza de la campaña electoral. «Quiero un país en el que todos se quieran», ha enfatizado Trump.

Interrogado sobre si considera que su retórica electoral ha ido demasiado lejos, ha contestado: «No, he ganado». No obstante ha admitido que adoptará un tono más relajado. «Ahora es diferente», ha justificado.

Deja un comentario