WASHINGTON, EFE.-  El precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump dijo este sábado que sus seguidores son tan leales que incluso puede disparar a gente en la Quinta Avenida de Nueva York y aun así no perdería votos.

“Tengo a la gente más leal. ¿Alguna vez han visto algo así? Podría pararme en mitad de la Quinta Avenida y disparar a la gente y no perdería votantes”, afirmó Trump en un acto de campaña en la ciudad de Sioux Center, en Iowa, estado que dará comienzo el 1 de febrero al proceso de primarias.

El magnate, que lidera los sondeos republicanos en Iowa, Nuevo Hampshire y en el resto del país, hizo esta afirmación un día después de que la influyente revista conservadora National Review publicara una edición especial considerada como un auténtico manifiesto en su contra.

El número, titulado “Against Trump” (contra Trump), contiene editoriales de 22 prominentes figuras conservadoras de distinta tendencia que coinciden en que nominar al magnate como candidato sería devastador tanto para el Partido Republicano como para el país.

Trump, fiel a su estilo, despreció este viernes los comentarios de la revista por considerar que se trata de una publicación que “muy poca gente lee” y cuya influencia está “en mínimos”, según escribió en su cuenta de Twitter.

Entre las figuras conservadoras que se pronuncian contra Trump en el semanario están Glenn Beck y Brent Bozell, que han apoyado la candidatura del que se ha erigido como su principal rival, el senador por Texas, Ted Cruz.

Trump lidera las encuestas en Iowa, con un 28,7 %, pero Cruz le sigue muy de cerca con un 26,2 %, y recientemente le superó durante días, según la media de sondeos elaborada por la web RealClearPolitics.

En Nuevo Hampshire, el magnate lidera con ventaja mucho más amplia: 32 % frente al 13 % del gobernador de Ohio, John Kasich, y el 11,4 % de Cruz, según la misma fuente.

Trump volvió a cuestionar hoy en su mitin la legitimidad de Cruz para ser presidente por haber nacido en Canadá y bromeó con demandarlo él mismo, aunque después dijo que mejor se ahorra los costes legales porque, dice, va a vencerle de todos modos.

El magnate argumentó recientemente que nominar a Cruz sería “muy peligroso” para el partido porque los demócratas, a su juicio, llevarían el caso a los tribunales al haber nacido Cruz en Canadá.

Ted Cruz, que se ha erigido en el último mes como el rival más potente de Trump, nació en Calgary (Canadá), su padre es cubano y su madre estadounidense.

La Constitución de Estados Unidos estipula que para ser elegible para la Presidencia se debe ser un “ciudadano por nacimiento”, una cláusula que se interpreta como que incluye a todos los ciudadanos estadounidenses, independientemente de donde nacieron.

Así, Cruz puede aspirar legítimamente a la Presidencia porque es ciudadano estadounidense desde su nacimiento porque su madre lo es, aunque él naciera en Canadá.

Trump y Cruz exhibieron camaradería en los primeros meses de la campaña pero los ataques mutuos se han convertido en frecuentes a medida que se acercan las primarias. EFE

Deja un comentario