Miami . La tormenta tropical Erika se mantiene estable en las últimas horas y amenaza con alcanzar la península de Florida la próxima semana como huracán, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos.

Según el NHC, República Dominicana decretó una “vigilancia de tormenta tropical”, es decir el paso del sistema en las próximas 48 horas, en la costa norte dominicana, desde Cabo Engaño hasta Cabo Francés Viejo.   Bahamas también ha emitido la misma alerta para las Islas Turcos y Caicos, y el sureste de su territorio.   Según el último boletín del NHC, emitido a las 21.00 GMT, la quinta tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica mantiene los vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con rachas superiores.

El fenómeno meteorológico se encuentra a 315 kilómetros al este de la isla de Antigua y se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de 28 kilómetros por hora, y se dirige esta noche hacia las islas Sotavento.   Para las próximas 48 horas, los meteorólogos estiman que Erika cambie de trayectoria y se desplace en “dirección oeste a oeste-noroeste”, con lo que podría afectar la costa noreste de Cuba y el archipiélago de Bahamas el fin de semana y Florida el lunes próximo, ya convertida en el segundo huracán de la temporada.   Según el NHC, el Gobierno de Francia decretó un aviso de tormenta tropical, es decir, el paso del sistema en 36 horas, para las islas caribeñas de San Martín y San Bartolomé.

Las proyecciones del NHC apuntan que Erika podría ser un huracán de categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5, antes de afectar a la península estadounidense.   Hasta entonces, prevén que se siga fortaleciendo y llegue este jueves a parte del archipiélago de Barlovento (Anguila, Saba, San Martín, Monserrat, Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves), las islas Vírgenes y la costa este de Puerto Rico, zona que está bajo alerta de tormenta tropical por fuertes vientos y lluvias.

Deja un comentario