Conjuntos-transparencias-Semana-Moda-Paris

La Semana de la Moda que concluye este miércoles en París marcó varias tendencias para el verano 2015: los efectos de transparencia serán una de las dominantes de la temporada, a través de calados con láser, gasas, tules o encajes.

Transparencias

Nina Ricci trajo varios modelos de noche que no desentonarían en un salón donde se baila el tango, con gasa y sensuales detalles de encaje. En una visión más romántica, la colección de Rochas trajo vestidos etéreos con gaza y motivos florales.

Las técnicas láser de fabricación de textiles abrieron una amplia gama de posibilidades a la hora de calar las telas, como en los conjuntos blancos de la colección Kenzo. Anrealage corta con láser un tapado oscuro para lograr un efecto de sombreado sobre un vestido blanco. Balenciaga aporta un cuarto recurso: la malla en red, mientras que Valentino cala un vestido blanco con motivos vegetales.

Desfiles de Nina Ricci y Valentino en la Semana de la Moda de París. Fotos: AP.

Práctico y confortable

Sin complejos, a veces incluso a expensas de la sofisticación y el poder de seducción, la moda abre cada vez más la puerta a la ropa cómoda, sobre todo en materia de pantalones, a menudo muy amplios.

La ropa deportiva estuvo también muy presente en las pasarelas, con los pantalones de ciclista de Jean Paul Gaultier, Carven y Viktor&Rolf. El pantalón de jogging es sedoso con Sonia Rykiel, mientras que Alexis Mabille propone una bata estilo boxeador. Dries Van Noten mostró sandalias blancas muy cómodas que contrastaron con el carácter onírico de su colección.

Desfiles de Jean Paul Gaultier, Sonia Rykiel y Viktor and Rolf’s en la Semana de la Moda de París. Fotos: AP

Volados, flamenco y flequillos

Vuelven los volados, a menudo en varios niveles superpuestos sobre una misma falda. Una tendencia marcada en Sonia Rykiel, que este año refrescó su colección gracias a un nuevo diseñador. También en Sacai y Céline, con volados que incursionaron incluso en el estilo flamenco.

El italiano Giambattista Vali le sumó flequillos a las faldas, otra tendencia vista en varias pasarelas de Milán o Nueva York. Valentino también quiere volados este verano, en tonos pastel.

Desfiles de Sonia Rykiel y Celine en la Semana de la Moda de París. Fotos: AP

Mezclilla

La tela vaquero, que nunca abandona las pasarelas, sigue al firme en faldas u otras prendas. Con Kenzo en versión bruta del overol de trabajo, una falda larga abotonada, o un conjunto con capucha y pantalón de jogging, con mezclilla gastada. Chloé propuso modelos completos en mezclilla y Stella McCartney cortó los pantalones vaqueros en falda-pantalón y saco.

Desfile de Stella McCartney en la Semana de la Moda de París. Fotos: AP y Reuters

Calzado con plataforma

Sobre todo en versión sandalia, con Sacai, John Galliano y Saint Laurent, la suela con plataforma de los 1970 vuelve a las colecciones, a veces con alturas que superan los 10 centímetros.

Animarse al amarillo

El amarillo solar brillará este verano en las playas y los vestidos de las mujeres, para aquellas que osen este tono que a veces intimida a la hora de elegir. No se había visto un amarillo tan radiante en el mundo de la moda desde hace tiempo.

En una materia espesa y cubriendo los hombros con Issey Miyake, con efectos de túnica y aspecto de vestal con Emanuel Ungaro, o enmarcado de negro con Balmain, el amarillo alegró muchas pasarelas con su presencia sonriente.

Lanvin también lo juntó al negro en motivos vegetales para un vestido de noche, mientras que JC de Castelbajac lo mezcla abiertamente con rojo, blanco y azul, una combinación muy llamativa que desde hace años es casi el logo en este diseñador.

Dejar respuesta