¿Por qué llevar un tatuaje permanente en tu cuerpo cuando tienes la oportunidad de eliminar el diseño una vez te aburras o incluso sustituirlo por uno distinto? Con esa idea en mente muchos jóvenes se inclinan hoy por los tatuajes temporales de henna, diseños que permanecen sobre la piel hasta por dos semanas y que se inspiran en la tradición hindú.

Y así un arte corporal que ha existido durante miles de años en Oriente se deja ver desde hace meses por calles, plazas y costas de esta media isla caribeña.

Shantall Alam, artista de los tatuajes hechos con henna, señala que en India este arte se usa en las bodas y los festivales religiosos. Sin embargo, de este lado del mundo, “la mayoría lo hace por moda, no por tradición”.

Pero el afán por estar a la moda podría, para algunas personas, tener consecuencias no deseadas.

Alam advierte contra el riesgo de la “henna negra”, una mezcla de henna (o jena) y tintes nocivos para la salud.

“La henna es color caoba, pero para darle color algunas personas le añaden colorantes potencialmente cancerígenos y que pueden provocar graves reacciones alérgicas”, explica Alam.

OTROS PIGMENTOS EMPLEADOS
Ganan aceptacio´n disen~os inspirados en la tradicio´n hindu´, pero en color blanco. Shantall Alam dice que no se trata de henna, sino de pintura para el cuerpo. Por su color y corta duracio´n, son populares para bodas y sesiones fotogra´ficas.

Tatuajes temporales que parecen negros, pero en realidad tienen un tono azul oscuro, se hacen con un pigmento extrai´do de la jagua.

Del oriente a las calles de RD
El resurgir de la moda de los tatuajes temporales en Estados Unidos, impulsado por el ejemplo de artistas famosas, influyó en el auge que este arte ha ganado aquí en meses recientes.

Diseños marrones a base de henna, azul oscuro a base de jagua, metálicos comercializados en forma de pegatinas y la pintura corporal se encuentran entre las variantes usadas.

Shantall Alam, artista de los tatuajes temporales de henna y jagua, dice que las mujeres jóvenes componen más del 95 por ciento del público que busca los tatuajes temporales.

“La mayoría lo hace por moda”, informa Alam. “Otros quieren tener una idea de cómo se verá antes de hacerse un tatuaje permanente”.

Los hombres componen una ínfima parte de la clientela y por lo general buscan diseños tribales o acuden a Alam para jugar bromas a sus padres.

Siguiendo la tradición de los mehndi (tatuajes ceremoniales hechos con henna), la mayoría de las personas se pintan manos o antebrazos (en India acostumbran a pintar la palma, mientras que aquí las mujeres prefieren pintar el dorso de las manos). En segundo lugar se encuentran los diseños de la espalda. Con la llegada del verano y los días de playa más personas se tatúan los pies.

Alam dice que, aparte de las visitas a playas y balnearios, las chicas demandan los tatuajes de henna y jagua para los viajes de sus promociones escolares y las fiestas de graduación.

Diseños
Si bien muchos tatuajes temporales se inspiran en los mehndi hindúes, existen diseños provenientes de otras culturas.

Alam, quien es domínico-libanesa y conoció este arte en 2009 durante un viaje al Líbano, explica que los diseños hindúes tienen una onda más femenina. Se destacan sobre todo por la abundancia de curvas, además de flores, hojas, encajes y algunas veces pavos reales.

Los marroquíes, en tanto, se basan en formas geométricas y no incluyen elementos orgánicos, por eso atraen más a los hombres.

Los árabes contienen flores y son muy recargados.

Diferencia entre hena y jagua
HENNA
Origen: hojas de la planta de henna, jena o alheña (Lawsonia inermis), que crece en el norte de África, en Medio Oriente y Asia.
Color: diferentes variantes de marrón rojizo. La intensidad del color depende del tiempo que la pasta se deje en la piel y de la temperatura del cuerpo.
Duración: dependiendo del área del cuerpo, el tatuaje puede durar una o dos semanas.

JAGUA
Origen: el gel del fruto de la jagua (Genipa americana), que crece en el Caribe (incluyendo República Dominicana) y América del Sur. Usado por indígenas sudamericanos.
Color: a simple vista el trazo parece negro, pero en realidad es azul oscuro.
Duración: de dos a cuatro semanas.

LA PELIGROSA HENNA NEGRA
La henna natural tiene un color marrón rojizo y para oscurecerlo algunas personas añaden colorantes que incluyen p-fenilenediamina (PPD). La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha advertido que este  ingrediente “puede provocar reacciones cutáneas peligrosas” como ronchas, ampollas, pus y cicatrices permanentes.

La institución informa en su página oficial que se han reportado casos de alergia a la henna regular, pigmento tradicionalmente usado para teñir el cabello.

Deja un comentario