Suprema-Corte-de-Justicia-de-la-República-Dominicana

SANTO DOMINGO. La Suprema Corte de Justicia dio lectura a la sentencia definitiva que ratifica las condenas de 30, 20 y 10 años de prisión obtenidas por el Ministerio Público, contra los acusados de la matanza de siete colombianos en la comunidad de Ojo de Agua, Baní, provincia Peravia, ocurrida el 4 de agosto del año 2008.

El procurador general de Corte de Apelación adscrito a la Dirección Nacional de Persecución del Ministerio Público, Francisco Polanco, dijo que con la sentencia se pone fin a ese proceso.

“La Suprema Corte de Justicia con su decisión rechazó los recursos de casación que habían interpuesto los condenados y confirmó en todas sus partes, la sentencia dictada por la Segunda Sala de la Corte de Apelación del Distrito Nacional que a su vez había confirmado la sentencia del Segundo Tribunal del Distrito Nacional que condenó a los imputados a penas desde 10 a 30 años de prisión”, explica Polanco.

El tribunal ratificó la sentencia de 30 años de prisión a Luis de Jesús Lara Martínez, Ricardo Guzmán Pérez, Miguel Peña Figuereo, Edward Mayobanex Rodríguez Montero, Antonio Manuel Roche Pineda y Jorge Luis Chalas.

Además confirmó la sentencia de 20 años de cárcel a Andrés Tapia Balbuena, Yaneuri Manuel Calvo Tejada, Dennis Jairo Rodríguez Pérez al nicaragüense Orín Clinton Gómez, mientras que a Scarly Aristy Rosa de Guzmán y Jesús Sánchez Pina les fueron ratificados 10 años de prisión.

Los imputados fueron encontrados culpables de la muerte de siete colombianos, entre ellos, Darío José Atencio Vargas (El Jefe y/o El Don y/o Cañarete), Eduardo de León (Negro Bollo y/o El Gordo), Jesús David Del Río Han (Blanquito) y Oscar Darío Naranjo Mejía (Fierrito), para darle un “tumbe” de un cargamento de cocaína y una alta suma de dinero en dólares.

Deja un comentario