ANKARA, Turquía (AP).- Un coche bomba detonó el domingo cerca de una parada de autobús en el corazón de Ankara, la capital de Turquía, dejando al menos 34 muertos y otros 125 heridos, informaron las autoridades.

El estallido ocurrió en la principal avenida de la ciudad, cerca de la plaza principal y un parque.

El ministro de salud, Mehmet Muezzinoglu, dijo que 19 de los heridos estaban en condición grave. Añadió que 30 personas murieron en el lugar y otras cuatro a su llegada al hospital. Se cree que dos de los fallecidos eran los perpetradores.

El ministro del interior, Efkan Ala, dijo que el ataque, ocurrido en un momento en el que Turquía se prepara para lanzar una operación militar a gran escala contra combatientes curdos en dos ciudades, no frenará los esfuerzos del país en su combate al terrorismo. Confirmó que el estallido del coche bomba fue dirigido a civiles en una parada de autobús en Ataturk Bulvari, cerca de la plaza Kizliay.

Ala añadió que las autoridades obtuvieron evidencia que señala al grupo responsable del atentado, pero dijo que el anuncio se haría una vez que se complete la investigación, posiblemente el lunes.

La televisora privada NTV reportó que varios vehículos se incendiaron tras el ataque, que también rompió las ventanas de algunos negocios a lo largo de la avenida y la plaza.

Dogan Asik, de 28 años, dijo que estaba a bordo de un autobús cuando ocurrió el estallido.

“Había como 40 personas”, afirmó Asik, quien sufrió lesiones en el rostro y el brazo. “Mientras (el autobús) frenaba, un automóvil nos rebasó y ‘boom’, explotó”.

La policía cerró la zona y alejó a la prensa y demás personas del lugar, advirtiendo de la posibilidad de un segundo dispositivo explosivo. Equipos forenses examinan la escena.

Nadie se ha responsabilizado del ataque, aunque militantes curdos y el grupo Estado Islámico han realizado atentados en la ciudad recientemente. Un grupo de extrema izquierda también ha estado activo en Turquía.

Un alto funcionario del gobierno turco comentó que la policía cree que los militantes curdos son responsables del atentado, basándose en las “indicaciones iniciales”.

El funcionario dijo que uno de los atacantes era mujer. Habló bajo solicitud de anonimato debido a que la investigación está abierta.

Deja un comentario