La Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) calificó este miércoles como inaceptable que se suspendan los servicios médicos o se eleven los cobros a los pacientes de forma unilateral e inconsulta.Igualmente, es inaceptable que se prolongue una situación de conflicto tan dañina para los afiliados, sin que se adelanten negociaciones por parte de las ARS y los prestadores de servicios de salud involucrados.

“Estas acciones incrementan la desigualdad social y ponen en riesgo la salud de la ciudadanía”, señaló.

Agregó que el Seguro Familiar de Salud es un bien público básico y un derecho ciudadano que todos estamos en la obligación de defender. La contratación de médicos está regida por contratos de gestión que son establecidos de mutuo acuerdo con las ARS, teniendo como base el Plan Básico de Salud aprobado por el Consejo Nacional de la Seguridad Social.

Indicó, asimismo, que estos contratos deben ser cumplidos por ambas partes y solo pueden ser modificados por acuerdos entre ellos, o por actualización del Plan Básico de Salud, y siempre que se respete los derechos de los pacientes y no se afecte la sostenibilidad financiera del sistema.

“Las ARS y los médicos tienen la obligación de procurar entendimientos que garanticen los servicios a los pacientes. La SISALRIL velará por los derechos de los pacientes afiliados y sus familiares”, advierte la entidad.

Hemos ofrecido la disposición de la SISALRIL como árbitro conciliador, en cumplimiento del artículo 176 de la Ley 87-01; y aún tenemos la esperanza de que se suspendan las medidas adoptadas como consecuencia del conflicto y se inicien las negociaciones.

Hacemos un llamado a deponer las medidas de suspensión de servicio a las ARS que afectan sensiblemente a los pacientes. Asimismo, exhortamos a las ARS a que pongan su mejor disposición para alcanzar acuerdos razonables; acuerdos que no comprometan el equilibrio financiero del Seguro Familiar de Salud.

Estamos conscientes de la necesidad de actualizar el catálogo de prestaciones y de revisar la base de costos, el cálculo de las tarifas y honorarios, y, eventualmente, el per cápita vigente, según la disponibilidad financiera.

El Consejo Nacional de la Seguridad Social ha designado un equipo interinstitucional que está actualizando el Plan Básico de Salud y su catálogo de prestaciones.

La SISALRIL está en proceso de normatizacion de la contratación y asignación de códigos a las PSS, los procedimientos de auditoría médica, las glosas y la calidad de los servicios.

Hemos dado un plazo razonable para que se depongan las acciones en perjuicio de los pacientes y se alcancen acuerdos entre prestadores y administradores de riesgos de salud; de lo contrario, la SISALRIL adoptará las decisiones que correspondan en resguardo de la población, las cuales  podrían incluir establecer  las tarifas que estarán en vigencia hasta que el nuevo Plan Básico de Salud sea aprobado por el Consejo Nacional de la Seguridad Social.

Provisionalmente, mientras persista el conflicto, las ARS tendrán que reponer a los afiliados los gastos en que incurran, según las tarifas vigentes.

Deja un comentario