El vocero de los senadores del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), refutó hoy al canciller haitiano, Lener Renauld, y dijo que en vez de pedir a la comunidad internacional que intervenga en los asuntos internos de la República Dominicana, lo que debió fue solicitar al G7, un plan real de desarrollo y equidad para su pueblo.

El senador fronterizo Adriano Sánchez Roa elogió al presidente Danilo Medina porque con el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros no sólo está organizando los aspectos migratorios dominicanos, sino facilitando a que la sociedad haitiana logre el reencuentro familiar y pueda, con el apoyo internacional, forjar el país de bienestar que merecen.

Afirmó cuando el Canciller Renauld reclama “que se respeten los derechos de sus ciudadanos que viven aquí en situación migratoria irregular”, lo que hace es ignorar que en la República Dominicana no se ha maltratado un solo haitiano, porque aún no han habido repatriaciones, y que cuando se hagan serán con el trato humanitario que caracteriza al presidente Medina.

“Lo que sectores internacionales desconocedores de la realidad pretenden ocultar es que los enemigos del pueblo haitiano, socios de la cúpula política de ese país, son los que sostienen un ataca sistemático contra la República Dominicana, pues viven del “negocio haitiano”, y ni siquiera colaboran con el proceso como ocurrió con la dejadez del gobierno de Haití.

En cuanto al pedido que hace el ministro de Relaciones Exteriores de Haití para que la comunidad internacional intervenga, de manera particular, la de la Comunidad del Caribe (CARICOM), las Naciones Unidas y la OEA ente las autoridades de la República Dominicana a fin de que tenga un trato “más ágil y más humano a este asunto”, Sánchez Roa indicó que el país está abierto al que quiera venir, pero deben dejar el traje parcialidad que han mostrado.

“Porque ya no debe permitirse que grupúsculos del vecinos país y sectores internacionales sigan haciendo negocios con la pobreza y el grama haitiano, pese a que son conocedores de que es posible revertir la misma con un proceso productivo y de distribución equitativa de la riqueza que se logre”, dijo el vocero del PLD..

Sánchez Roa consideró que la “…catástrofe humanitaria que desestabilizaría el país”, expresada por el Canciller de Haití, hay que buscarla no en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros que se lleva a cabo, sino en la ausencia de un plan que ponga a producir alimentos y artículos que generen divisas, que es la responsabilidad primaria de las autoridades de esa nación.

El legislador por Elías Piña explicó que no hay situación de apátrida cuando una persona tiene una tierra de origen, como es Haití, y que se puede mantener la confianza, pues el gobierno dominicano ha llevado un proceso sin prisa y con todo el cuidado de que la persona que regrese o sea repatriada –cuando ocurra- realmente tenga la nacionalidad de Haití.

Deja un comentario