Los médicos acogieron el llamado a paro de labores por 48 horas hecho por el Colegio Médico Dominicano (CMD), en demanda de que se solucionen los problemas que afectan a los hospitales, en especial los de la línea noroeste.

Los hospitales de la capital, como es el caso del Robert Read Cabral, Darío Contreras y Francisco Moscoso Puello fueron suspendidas las consultas, por lo que los pacientes fueron despachados a sus casas.

Contrario a como ocurría en los paros de labores anteriores, en esta ocasión el personal médico no se mantiene concentrado frente a los centros asistenciales, sino que algunos no han ido y otros se mantienen en los pasillos sin ofrecer consultas.

Contrario a esto, en los hospitales públicos de autogestión como el Ney Arias Lora, CECANOT, Pediátrico Hugo Mendoza y Maternidad Reynaldo Almánzar,  los servicios se están ofreciendo de manera normal, ya que el personal es designado por contrato, no de manera nominal como ocurre en los hospitales tradicionales.

Consultado sobre le llamado a paro del CMD, el director Nacional de Salud, doctor Ramón Alvarado, lo consideró injustificado, al detallar la inversión que realiza el Gobierno en el sector salud, sobre todo en la reconstrucción y remodelación de hospitales y centros diagnósticos.

Deja un comentario