ingeniero-Abraham-Hazoury
Abraham Hazoury

Por Tomás E. Montás

En un área de 5 millones de metros de terreno se construye un hipódromo en el perímetro de Cap Cana, en Bávaro, cuyo permiso para operarlo en poco tiempo fue solicitado a las autoridades hípicas, en el marco de la celebración del congresillo de medio año de la Confederación Hípica del Caribe, que se celebra desde el jueves en el hotel Hard Rock de la turística zona.

El aerópago ha servido de plataforma para el lanzamiento del proyecto, que se ejecuta ya, cuyos avances podrán ser observados por los delegados al cónclave hípico en una visita vespertina este sábado.

Se ha adelantado que se trata de una instalación “modernísima”, cuyos detalles fueron ofrecidos a los visitantes por el ingeniero Abraham. Hazoury, presidente del grupo Abrisa, a cuyo cargo está la construcción del nuevo óvalo de carreras de caballos pura sangre.

En la víspera el propio Hazoury presentó fílmicas de la obra en todos sus avances, aprovechando la presencia de los delegados de países donde opera el hipismo con hipódromos dotados de los requerimientos de una instalación moderna.

El ingeniero Hazoury hizo una exposición del proyecto al pleno hípico, solicitándole al presidente de la Comision Hípica Nacional, el turfman Manfred Codik, la cooperación del gobierno.

Conforme el Reglamento Hípico vigente, para operar un hipódromo en el país requiere de un permiso emitido en un decreto del Poder Ejecutivo, como  todos los hipódromos habidos en el país, regidos por ese marco legal, que no obstante, habrá de ser revisado para su eventual modificación.

Dejar respuesta