SANTO DOMINGO.- El patólogo Sergio Sarita Valdez denunció que las autoridades del Ministerio Público han excluido al Instituto Nacional de Patología Forense de la realización de las autopsias de hechos violentos, y solo la han limitado a realizar esos trabajos a personas que mueren de causa natural.

Sarita Valdez dijo que eso se debe a que Patología Forense se ha convertido en un “incordio” para las autoridades investigativas porque esa institución dice verdades que incomodan a quienes tienen a bajo su responsabilidad investigar una muerte violenta.

Agregó que decir la verdad en lo concerniente a las autopsias que se le practican a las personas que han fallecido producto de la violencia resulta políticamente incómodo, lo que equivale a decir que el patólogo “no puede poner el muerto hablar”.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el profesional de la medicina forense puso como ejemplo cuando la policía mata al alguien alegando intercambio de disparos, pero resulta que la autopsia establece que esa persona murió por heridas de balas que recibió por la espalda, decir esa verdad no conviene.

Condenó que en el país hay mucha gente que viven de las apariencias, que públicamente dicen y profesan que está identificadas con las mejores causas, quieren el orden y son los que por debajo gestionan el desorden.

“Entonces cuando usted hace un trabajo, diciendo señores yo no me pongo a calcular si lo que ese muerto me dice va a beneficiar a zutano o a mengano, entonces yo tengo que decir lo que hay en ese muerto, eso incomoda, porque a usted le llega no metamensaje, si no que le llegue directo el mensaje diciéndole a uno que decir eso no conviene”, explicó el galeno.

Recordó que el evangelio de Juan establece que “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libre”, porque la verdad sana y salva y a un pueblo que se le dice la verdad, piensa reflexiona y trabaja para corregir lo que esté mal hecho.

“Yo estoy convencido de que el servicio del Instituto Nacional de Patología dice verdades que incomodan autoridades y se lo puedo demostrar con hechos, porque en este país hay que decir las cosas como son”, precisó.

Recordó que la fiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reynoso lo insultó y lo mandó a callar cuando él dijo que la autopsia practicada al cadáver del presentador de Televisión Claudio Nasco había revelado que éste tuvo relación homosexual previo a ser asesinado por sus verdugos.

“Entonces esa persona estaba hablando con autoridad, entonces no es cuestión de invento, es de realidad, por tanto dice espérate, Sergio Sarita hay que reducirle su intervención en cuanto a participar en lo que se llama muerte violenta, que no participe, que no intervenga y eso se está logrando poco a poco”, denunció.

Dijo que lo han sacado casi totalmente y él así lo ha entendido y por lo tanto no va a pelear contra el mar, a la vez que recordó que muchas autoridades quieren tapar ciertas realidades de personas que mueren por hechos violentos y no quieren que se diga la verdad de todo cuanto ha revelado la autopsia.

Recordó que el Instituto de Patología Forense fue una conquista que se le arrancó al gobierno del presidente Joaquín Balaguer, y en su génesis primó la idea de que fuera donde se hiciera un trabajo científico sin que fuera forzado o respondiera a un determinado sector, pero que eso en República Dominicana desgraciadamente no es posible, porque hay gente que cuando asume un cargo quiere ser todo y manejarlo como si fuera algo de su propiedad.

Dijo que en la realidad es que en la actualidad la mayoría de las muertes violentas que suceden se están llevando al hospital Marcelino Vélez de Herrera, mientras que al Instituto de Patología Forense se están enviando los cadáveres de personas que han fallecido de muerte natural.

“Lo que pasa que Patología Forense es un incordio, y por tanto en un momento determinado era necesario hacerlo desaparecer, porque la verdad que ahí se dice ha estado molestando a ciertas autoridades de la investigación”, afirmó Sarita Valdez.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Con respeto a la situación de la seguridad ciudadana rechazó que sea una percepción que viva la población en cuanto a la ola de robos y asaltos, y puso como ejemplo que no hay una sola familia que no tenga una amarga experiencia de uno de sus miembros que haya sido víctima de un hecho delictivo, dijo que en su caso particular ha sido asaltado en dos ocasiones.

Sarita Valdez dijo que es de opinión que la violencia delictiva que vive el país no puede ser combatida con más violencia, sino que hay que atacarla en su raíz con el fortalecimiento de la educación, condiciones de trabajo para los jóvenes y fortalecer la familia como núcleo esencial de la sociedad.

Dijo que tanto en las víctimas de la delincuencia, como entre quienes guardan prisión acusados de cometer esos delitos está el componente de la pobreza como el principal factor generador de esa tragedia nacional.

Aseguró que todo el que anda armado es porque tiene miedo, ya que si un ciudadano sabe que no corre riesgo de ser víctima de un robo o asalto no invertiría una gran cantidad de dinero para proveerse de un arma de fuego.

 

Deja un comentario