SANTO DOMINGO.- La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, dispuso este martes que todos los hospitales de autogestión garanticen servicios de calidad a la población que no tenga recursos ni pertenezca a una ARS, ya que la salud es un bien que el Estado debe respetar.

También reveló que entre octubre de 2014 y enero de 2015 el Ministerio de Salud pagó 2.158 millones de pesos a los laboratorios que suministran fármacos para los 8.753 beneficiarios del Programa de Medicamentos de Alto Costo. Asimismo, reveló que desde enero hasta julio pasado el Ministerio pagó otros 1.600 millones de pesos por el mismo concepto.

Dijo que estas cifras confirman que el Gobierno y el Ministerio están muy ocupados en la labor de garantizar la salud de la población en general, muy en especial de las personas que se benefician del referido Programa.

Aseguró que una de las misiones del Ministerio es garantizar la sostenibilidad del Programa de Medicamento de Alto Costo.

En un comunicado difundido por Salud Pública, Guzmán Marcelino aseguró que los hospitales auto gestionados tienen altos estándares de calidad y equipos muy sofisticados, lo que eleva sus costos, pero nunca se puede poner en juego la salud de la gente, sin importar las circunstancias.

“La responsabilidad nuestra es garantizar a la población servicios de salud con calidad, calidez y en aquellos casos que el paciente no tenga dinero, es necesario garantizarle esos servicios. Tenemos los informes de la cantidad de estudios médicos y servicios que se dan de manera gratuita en estos centros, y así debe ser, hasta que logremos un sistema de salud más equitativo”, manifestó.

Dijo que todos los hospitales del sistema autogestión deben “entrar en riel” y que a las personas que no tiene con qué pagar ni tienen una ARS se les deben garantizar los servicios porque todos forman parte de la red pública. Por eso el Ministerio de Salud prepara las reglas de juego en ese sentido.

Guzmán Marcelino dijo que “todas las instituciones del sector público de salud están comprometidas con la sostenibilidad financiera de esos centros, y en ese orden la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril) ha emitido una resolución que pasa los servicios del Régimen Subsidiado a la Red Pública, excepto los casos para los que la Red estatal no tiene capacidad resolutiva”.

Dijo que con toda su capacidad tecnológica, la red de autogestión tiene los servicios del Régimen Contributivo de 20 por ciento a 30 por ciento más baratos que otros centros de salud; y que si estos centros son contratados por las ARS del Contributivo, al mismo tiempo estarán reduciendo el co-pago, el está directamente relacionado con el costo de la tarifa.

La declaración de la Ministra de Salud se produjo al encabezar el acto de inauguración de la primera farmacia especializada para la distribución de los fármacos a los beneficiarios del Programa de Medicamentos de Alto Costo. La farmacia fue habilitada en el Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavarez (INCART).

Guzmán Marcelino explicó que el traspaso de los medicamentos forma parte del proceso de separación de funciones y de rectoría que desarrolla el Ministerio. Dijo que todas las instituciones vinculadas al sector salud deben asumir su compromiso para contribuir al bienestar del pueblo dominicano.

La instalación de esa farmacia ofrece ventajas para los beneficiarios del Programa de Medicamentos de Alto Costo a través de la dispensación y atención farmacéutica por profesionales de farmacia debidamente calificados y con amplia experiencia en el tema, atención al usuario con calidad, trato personalizado y servicio de información sobre las condiciones de utilización de los medicamentos.

“Estas acciones representan un paso de avance para la reforma de las instituciones públicas en beneficio de los más pobres, ya que tendrán los medicamentos más cerca, con fácil acceso y en condiciones de espera confortables, sin tener que desplazarse a grandes distancias, con mejor calidad de vida y sin caer en la indigencia”, dijo.

Guzmán Marcelino informó que al concluir la obra de adecuación correspondiente, en el hospital José María Cabral y Báez, de Santiago, será instalada con los mismos fines una segunda Farmacia Especializada, para los beneficiarios residentes en la Región Norte.

Los productos de administración por vía endovenosa o inoculación por vena (viales) por tipo de patología serán dispensados de modo supervisado, en las unidades clínicas de los hospitales especializados de la Red Pública que sean seleccionados a tales fines por el Programa de Medicamentos de Alto Costo del Ministerio de Salud.

Esta medida está contenida en la disposición ministerial de marzo de 2015, que crea el Programa de Medicamentos de Alto Costo del Ministerio de Salud, bajo la dependencia del Despacho del o la titular del Ministerio de Salud que le da base orgánica legal. EFE

Deja un comentario