SANTO DOMINGO. Con el propósito de disminuir el riesgo ante posibles brotes de enfermedades infecciosas en medio de la temporada lluviosa que atraviesa el país, el Ministerio de Salud exhortó este miércoles a las alcaldías a no descuidar la labor de limpieza de sus respectivas comunidades.

Dijo que como consecuencia de la acumulación de basuras, muchas calles se inundan y arrastran desechos sólidos que se constituyen en criaderos de mosquitos transmisores de virus como el Zika, Denque y Chikungunya.

“La basura en cualquier forma, cuando no se maneja adecuadamente, constituye un riesgo para la salud de la población, pues si se acumulan o se dispersan, los desechos sólidos se convierten en criaderos de insectos, vectores y ratas que transmiten varias enfermedades”, asegura el Ministerio de Salud.

Además, se constituyen en fuentes de alimentación de perros, cerdos, entre otros animales, que a la vez son responsables de enfermedades zoonóticas, igualmente riesgosas para la salud de la población.

Especifica como ejemplo posible de riesgo el fomento de la población de ratas y alimañas. Explica que tan pronto las personas se ponen en contacto con los excrementos que arrastran las lluvias se exponen al riesgo de enfermedades de rápida propagación y alta letalidad, como la leptospirosis.

“Ante la evidente acumulación de desperdicios en muestras principales calles y avenidas de grandes ciudades, pedimos la inmediata intervención de las alcaldías, para evitar que aumente la población del mosquito Aedes aegypti y con éste el incremento de los casos de Zika y Dengue, así como la multiplicación de las ratas y alimañas que puedan originar la amenaza de la bacteria de leptospira”.

La exhortación del Ministerio de Salud a las autoridades de los municipios está contenida en un boletín de prensa en que anuncia medidas e intervenciones de higienización a cargo del departamento de Salud Ambiental desde las Direcciones Provinciales de Salud (DPS), así como la activación del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) en las localidades.

El Ministerio de Salud afirma, asimismo, que las intervenciones desde las DPS se enfocan a realizar actividades permanentes de eliminación de criaderos de mosquitos y reservorios de ratas. Sin embargo, destaca que es imprescindible la participación de los cabildos, especialmente en la actual temporada de lluvias.

Mientras, también exhorta a la población a clasificar las basuras y disponer de esos desperdicios en fundas plásticas bien amarradas para que no acumulen agua ni sirvan como fuente alimentaria de animales y multiplicadores de ratas.

El Ministerio de Salud también advierte que se impone, esencialmente en esta temporada de lluvias, que los gobiernos locales asuman con energía y decisión la recolección y disposición final de las basuras, como forma de romper la cadena de generación de agentes transmisores de enfermedades y al mismo tiempo fuente de contaminación del medio ambiente.

Deja un comentario