Altagracia Guzman Marcelino
Altagracia Guzman Marcelino

La ministra de Salud Pública confirmó ayer que en las últimas ocho semanas en el país se han registrado 10 casos de malaria en la zona de Bávaro, provincia La Altagracia.

Altagracia Guzmán Marcelino precisó que la mayoría de esos casos se han registrado en un lugar de esa comunidad que le llaman “Haití Chiquito”, donde la mayoría de las personas que la habitan son inmigrantes haitianos que trabajan en la hotelería y la construcción.

La funcionaria dijo que el Ministerio de Salud, en tres días, ha intervenido tres veces esa comunidad, dándole seguimiento de cerca a esos casos con la finalidad de mantener el control y evitar que la enfermedad se propague.

Dijo que mantienen bajo observación, control y atenciones a todos los afectados para evitar contagio y que se continúe propagando.

Confirmó que se lleva a cabo un efectivo protocolo para hacerle frente a estos casos en adición a la labor de vigilancia y búsqueda en la que trabajan los técnicos del organismo para dar con casos sospechosos en la zona.

Guzmán Marcelino explicó que los casos bajo control no deben provocar alarma, debido a que se ha actuado con rapidez, en una acción en la que trabajan expertos nacionales del Centro Nacional de Control de Enfermedades Tropicales (Cencet) con el apoyo de la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos de Bávaro y Punta Cana.

Dijo que como parte de los esfuerzos realizan labores de limpieza y fumigación en la zona, las cuales han sido reforzadas, precisamente para contribuir a que no exista ninguna brecha que facilite la propagación. La ministra de Salud destacó que de ninguna manera estos casos constituyen una amenaza para los turistas que visitan la zona, debido a que se han tomado las medidas pertinentes para que la prevención desde adentro de los  mismos, no ponga en peligro a  quienes allí visiten.

Puerto Rico
En ese sentido, Guzmán Marcelino confirmó que ayer en horas de la tarde, la secretaria de Salud de Puerto Rico, Ana Ríos, le notificó de manera oficial sobre los tres casos de los jóvenes de esa nación que estando de vacaciones en un hotel de Bávaro adquirieron la enfermedad, y que uno de los afectados ya fue dado de alta. En horas de la mañana Guzmán Marcelino había informado a los periodistas en el Palacio Nacional que todavía no había recibido la notificación de manera oficial de parte del gobierno de la vecina isla de Puerto Rico.

El caso de los jóvenes puertorriqueños sirvió de alerta a las autoridades de Salud para iniciar la activa labor de vigilancia y búsqueda de casos sospechosos de malaria en la zona, que incluyen vigilancia epidemiológica.

Deja un comentario