Obrero del cacao en Bonao, Leonardo Silvestre está a punto de saber leer y escribir. La cooperativa COOPNACADO le ha dado facilidades y está orgullosa de él. Yesenia Rodríguez y Ana Iris Abab son las alfabetizadoras.

“El aprendizaje para el que quiere no pesa; pesa para el que no se ocupa”, dice Venancio Hernández, compañero de Leonardo. “Yo lo que ando buscando es una mejora; que si me mandan una invitación, yo no tenga que dársela a nadie: vea léame eso”.

Inicialmente se creía que unas 851,396 personas no sabían leer ni escribir en la República Dominicana. Sin embargo, 888,769 personas se han registrado en algún momento en Quisqueya aprende Contigo, que es el Plan Nacional de Alfabetización que viene llevando a cabo el gobierno de Danilo Medina en alianza con la sociedad dominicana, integrados en 89,302 núcleos de aprendizaje.

Al 21 de agosto, 594,327 personas ya habían completado el proceso de aprendizaje y estaban listas para ser certificadas.

“Sabiendo de letras le voy a poder dar a mi familia quizás algo más de lo que yo no le pueda dar”, concluye Leonardo, hombre sabio sin saber de letras.

La educación es el otro nombre de la libertad, le gusta decir y repetir al presidente Danilo Medina. Educar es liberar. Por eso, desde el gobierno, hacemos Patria libre cuando trabajamos por la superación del analfabetismo en nuestro querido país.

Deja un comentario