La banda a ritmo del éxito por un segundo se hacía cómplice de la llegada de Romeo Santos quien emergió del subsuelo de la tarima como todo un rey, en fracciones de segundo la adrenalina se apoderó de ese mar de seguidores que desde tempranas horas reventaron el lugar.

Romeo Santos, combinó una selección de sus más recientes éxitos y mientras lo hacía interactuaba con el público, quienes se gozaron cada una de sus locuras, demostrando que más allá de la música, el canto y la bachata, es su magia y el indiscutible dominio que posee sobre sus seguidores lo que hace la verdadera diferencia.

Con una copa de vino en mano, pidió un brindis por sus romeistas por esos que han seguido su carrera, un brindis por los soñadores y, mientras la banda comenzaba a dar las notas del éxito soberbio un derroche de romanticismo provocaba los gritos y aplausos, de una fanaticada que se mantenía atenta a los más mínimos movimientos de su rey.

The king en el escenario, es atrevido, un artista que le gusta dominar y sabe cómo hacerlo, apenas aclamó Llevame contigo y todas se fueron con él, sin la necesidad de moverse de sus asientos y las regresó al finalizar la canción.

Sin lugar a dudas uno de los momentos más emocionante lo significó, cuando montado en una grúa y desde el tope más alto recorrió diferentes ubicaciones del teatro y en cada ubicación complacía peticiones, interpretándolas a capela.

Desde la grúa, continúo dando riendas sueltas a las emociones y luego de varios temas se despidió, agradeciendo a todos sus seguidores, quienes lo convirtieron en el primer artista latino que de manera consecutiva logró vender tres conciertos en el Barclays Center.

Cuando todos pensaban que el show ya había concluido e incluso con gran parte de los fanáticos abandonando la sala, reapareció para meterse a la cama junto a una hermosa invitada, a la que seducía interpretándole el éxito Propuesta indecente

De los tres conciertos producidos por el empresario dominicano “Félix Cabrera” restan dos y, por lo que se vivió en el primero, se puede asegurar que en el Barclays Center Romeo Santos está haciendo historia.

Deja un comentario