El alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, y también vicepresidente de la Unión de Ciudades Capitales de Iberoamérica (UCCI), inició una serie de contactos con sus homólogos para explicarles sobre la situación migratoria actual de República Dominicana.

En una carta dirigida a los alcaldes miembros de la UCCI, el ejecutivo municipal valoró “como valiente y patriótica” la posición asumida por el presidente Danilo Medina Sánchez, durante su participación la XLV Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Salcedo explicó que “el Gobierno Dominicano lleva a cabo un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en situación irregular en la República Dominicana, en el marco del respeto a los derechos humanos y de conformidad con la Constitución y las leyes”.

Indicó que “dicho plan consiste en la regularización migratoria de todo ciudadano extranjero que se encuentre radicado en nuestro territorio de manera irregular”.

“Cabe destacar que el precitado Plan de Regularización más allá de temas legales, se ha desarrollado bajo el marco histórico de la solidaridad, hospitalidad y fraternidad que une al pueblo dominicano con todas las comunidades extranjeras que a lo largo de toda la historia se ha arraigado en nuestro país”, precisa.

Salcedo asegura que “como dominicanos somos el producto de una mezcla multicultural, que fortalece ese espíritu de tolerancia que previamente hemos externado”.

Dijo que “de manera particular la ciudad de Santo Domingo constituye el principal centro de regularización de la comunidad extranjera, así como también somos la ciudad de mayor asentamiento de ciudadanos extranjeros”.

Añade que “por vía de consecuencia, su presencia impacta de manera trascendental el mercado laboral y todas las áreas sensibles desde el punto de vista político, económica y social”.

Salcedo precisa que “la República Dominicana se encuentra en medio de una voraz campaña de descrédito en el ámbito internacional, pretendiéndose de hacer blancos de ataques infundados y carentes de veracidad, de que somos un pueblo xenófobo, ruin e intolerante con nuestra población inmigrante”.

“Dichos absurdos jamás se les ocurrirían a nadie que haya tenido la oportunidad de conocer la gentileza y el alto espíritu de solidaridad que caracteriza al pueblo dominicano”, subraya.

Indicó que “se han realizado llamados malsanos al boicot de nuestro turismo y las actividades económicas de orden internacional, que de materializarse podrían producir daños incuantificables a mi amada Ciudad de Santo Domingo y toda la República Dominicana”.

“Me dirijo a ustedes, con el objetivo fundamental de llamar la atención del liderazgo de los gobiernos locales de Iberoamérica”, subraya.

Recuerda que como “nuestro Excelentísimo señor Presidente ha expuesto en foros internacionales cómo hemos provisto de todo género de mecanismos para la regularización de extranjeros en nuestro territorio”.

Salcedo destaca, en su misiva, que “esos mecanismo se han aplicado con respeto absoluto a los derechos humanos, por lo que resulta inminente hacernos eco de esta explicación, como dominicano y Alcalde de la Ciudad de Santo Domingo”.

Deja un comentario