Madrid, (EFE).- Estados Unidos ha dado pasos importantes hacia un futuro “libre de prejuicios y odio” y por eso sus ciudadanos no pueden permitir que Donald Trump “llegue a la Casa Blanca” y “lo destruya todo”, aseguró hoy en declaraciones a Efe Ricky Martin, que actúa esta noche en Madrid.

Pocas horas antes de ofrecer su concierto en el Palacio Vistalegre, antesala del que dará en Mérida el domingo y con el que finaliza su gira por España de “One World Tour”, el cantante, compositor, actor y escritor puertorriqueño opina en una entrevista por correo electrónico sobre distintos asuntos de actualidad, entre ellos las elecciones en Estados Unidos.

“Simplemente no podemos permitir que una persona como Trump llegue a la Casa Blanca. Insisto, es nuestro deber ir a votar, cada voto cuenta”, subraya.

Sobre la candidata demócrata, Hillary Clinton, explica que la conoce desde hace tiempo “y como demócrata” que es la ha apoyado en varias ocasiones a lo largo de los años: “por supuesto que estoy a favor en que se convierta en la presidenta de Estados Unidos. Para mí es la persona más cualificada”, recalca.

Para Martin es “sumamente importante” usar su voz y la de otras personas conocidas para “concienciar sobre los problemas que afectan al mundo, bien a nivel global o local”.

“Es crucial iniciar la conversación y ver cómo juntos podemos eliminarlos. Yo he estado trabajando con la Fundación Ricky Martin por los últimos 15 años para denunciar la trata humana y educar sobre su existencia. Es una lucha que jamás abandonaré porque lo he visto con mis propios ojos y no quiero que ni un niño o joven más sean afectados por este delito”, añade.

En cuanto al “One World Tour”, el artista lo define “como el balance perfecto entre el pasado y el presente: Hemos diseñado este show basado en la idea de unir los temas clásicos con los actuales y el resultado es una verdadera fiesta”, promete.

Martin mezcla en esta gira las canciones de su nuevo disco, “A quien quiera escuchar” (2015), como la popular “La Mordidita”, con clásicos de su repertorio en la línea de “Livin’ la vida loca”.

“Siento que soy la misma persona aún con todos los cambios que he tenido en mi vida. Sigo sintiendo mucha pasión por la música y las mismas ganas de dar lo mejor de mi en todo lo que hago. Practico el agradecimiento a diario. Es gracias al público que he podido seguir haciendo lo que más me gusta durante más de 30 años”, apunta.

El puertorriqueño ve el panorama musical “en una evolución constante” porque gracias a la tecnología llegan géneros “provenientes de todas partes del mundo, que quizás sin las redes sociales o internet no habría oportunidad de conocer”.

“Para mí es fascinante porque siempre me ha gustado fusionar diferentes sonidos en mi música y ahora lo tengo en las palmas de mis manos”.

Le encantan, dicen, las redes sociales porque es “la manera más directa de compartir” lo que él quiere con el mundo: “Siento que cuando no lo teníamos quizás la curiosidad por mi vida privada era mayor. Ahora si quieres ver donde estoy o que estoy haciendo está todo en mis redes. No tengo problema con eso”.

Cuando termine la gira One World Tour, lo que sucederá en diciembre en México, tiene previsto descansar pero ya tiene, anuncia, “varios proyectos listos para el 2017. Los mantendré al tanto”, asegura. EFE

Deja un comentario