Miami, AP.- Solo hay una traba que Ricardo Montaner no ha podido sortear en sus cerca de cuatro décadas de trayectoria: entonar sus canciones en inglés. Y como está tan convencido de que no puede hacerlo con naturalidad, ni siquiera lo ha intentado.

“Me hubiera encantado poder cantar en inglés. El obstáculo que he tenido es la pronunciación”, expresó el artista venezolano nacido en Argentina en una entrevista reciente con The Associated Press en Miami, donde reside.

“Pero no me dediqué a cantar en inglés, por lo tanto no hay frustración que lamentar”, aseguró a manera de consuelo y resignación.

Para él, la mejor receta es mostrarse tal cuál es, tanto en su vida personal como en su carrera profesional, y reivindicar con su música el amor.

Es una receta que sin duda le ha dado sus frutos: después de más de una veintena de discos que han superado los 25 millones de copias vendidas alrededor del mundo, la Academia Latina de la Grabación lo honrará en los próximos días con el Premio a la Excelencia Musical, uno de los más importantes que puede recibir un artista latino.

Junto con el conjunto vocal español El Consorcio, la cantante mexicana Eugenia León, la diva puertorriqueña Ednita Nazario y el cantautor argentino Piero, Montaner será honrado en una gala privada el 16 de noviembre con un reconocimiento a su carrera musical como parte de las festividades de la 17ª entrega anual del Latin Grammy, en Las Vegas.

“Ha tenido el premio de lograr que parejas se enamoren, familias se formen y él es el ejemplo vivo de liderazgo, arduo trabajo, profesionalismo y fuerte unión familiar”, expresó la Academia al anunciar el premio a Montaner.

El artista asegura que sus días fluyen naturalmente sin proponerse conseguir premios, y que cuando los galardones llegan son una sorpresa que disfruta. Enamorar a las parejas y hacer que se mantengan unidas es una de las características de su música, y saber que sus canciones lo consiguen lo hace feliz.

“Me siento tan orgulloso, tan satisfecho. Disfruto reivindicando el amor todos los días, eso me hace muy feliz”, dijo el cantante, que acaba de lanzar el álbum “Ida y vuelta”, un homenaje a México.

Siempre informado de lo que acontece en su patria adoptiva, Montaner lanzó en agosto el video de su tema “Aunque ahora estés con él”, cuya historia transcurre en un barrio pobre con las protestas de la actual Venezuela como fondo.

Montaner recuerda lo difícil que fue el inicio de su carrera, cuando para hacerse conocido se presentaba por las noches cantando en bares, con la ilusión de que alguna personalidad de la industria lo viera y le propusiera un contrato o la grabación de un disco que le allanara el camino al éxito. Hoy, con nostalgia y la experiencia de décadas, piensa que ya no lo haría de esa manera.

Su mayor sacrificio ha sido estar lejos de su familia durante sus muchos viajes y giras.

“No te dan ganas de desprenderte de la gente que amas, y cada vez te cuesta más trabajo además. Ha sido el escollo más difícil de librar: quiero estar con mi familia, pero me tengo que ir”, expresó.

Acotó, sin embargo, que su vida “ha estado llena de despedidas, pero también de regresos que ha sido la gran satisfacción”.

Deja un comentario