SANTO DOMINGO.- El Observatorio Nacional del Agua acordó restringir aún más el uso del agua para el riego agrícola y garantizar el abastecimiento a los acueductos, debido a las críticas condiciones en que se encuentran las presas del país por la falta de lluvias en las cuencas de los ríos que las nutren.

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), ingeniero Olgo Fernández,  institución que encabeza el Observatorio, calificó de preocupante la situación de los embalses y exhortó a la ciudadanía a hacer conciencia de la realidad que vive el país por la sequía extrema “que nos afecta”.

En la reunión estuvieron representantes de los organismos que integran el Observatorio como la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), el Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillado (INAPA), miembros de la Empresa Generadora Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID) y personal técnico del INDRHI.

El director Fernández dijo que las presas de Valdesia y Jiguey, que nutren los acueductos de Santo Domingo, San Cristóbal y Baní operan en condiciones críticas razón por la que hay que racionalizar el uso de agua para riego.

Observó que la cantidad de agua en esos  embalses se reduce aún más por la falta de precipitaciones en las cuencas de los ríos.

En ese sentido indicó que lo mismo ocurre con las demás presas del país, con excepción de Hatillo y Rincón que operan sin restricciones.

En la reunión hablaron también Alejandro Montás, director de la CAASD y el presidente del Consejo Nacional de Regantes, ingeniero Julio Rodríguez, quienes plantearon la necesidad de que se adopten medidas encaminadas a la racionalización del uso del agua, por el bien colectivo.

De su lado, el ingeniero Luis Cuevas, del Departamento de Operaciones de Presas, rindió su informe en el que destacó la difícil situación de los embalses por la falta de lluvias en prácticamente todo el territorio nacional.

Deja un comentario