SANTO DOMINGO.- Manolo Pichardo,  miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), definió como irresponsables a las voces que desde el exterior critican el Plan de Regularización de extranjeros que viene ejecutando el gobierno del presidente Danilo Medina, “porque hablan de oídos,  sin verificar en el terreno de los hechos lo que ha venido ocurriendo”.

Al ser entrevistado en el programa radial La República, Pichardo responsabilizó a las autoridades haitianas de la campaña de desinformación que pretende ocultar las serias dificultades internas que enfrenta el gobierno de Martelli, expresadas en la ilegitimidad de una administración incapaz de cumplir con un calendario electoral que permita renovar las autoridades gubernamentales.

“Pero lo lamentable es que la comunidad internacional le hace el juego a una élite política haitiana que se plantea la salida masiva del país de sus ciudadanos y el impedimento de entrada, como si se plantearan la disolución de su nación, empujando 200 mil de sus compatriotas al año hacia la República Dominicana como editorializó hace unos meses un periódico que responde a los intereses de la oligarquía” señaló.

Pichardo,  quien es vicepresidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y El Caribe, recordó que no ha habido país más solidario con el haitiano que el dominicano, y estimó, citando al premio nacional de Novela, Ángel Garrido, que si Estados Unidos legalizara a los indocumentados que viven en su territorio en la misma proporción de la población y en la cantidad que lo hizo dominicana, tendría que entregar documentos a más de 65 millones de indocumentados.

Al negar que se estén ejecutando deportaciones masivas y defender el derecho de todo país soberano a repatriar individuos que entren en sus territorios de manera irregular, Pichardo llamó al pueblo dominicano a actuar unido en defensa del interés nacional y a no escuchar voces que pretenden responsabilizar de la desgracia haitiana a nuestro país cuando la historia tiene sus índices hacia reconocidas potencias.

Deja un comentario