La Policía Nacional investiga el caso de tres niños que fueron supuestamente abandonados por su madre  en una vivienda ubicada en el barrio Duarte, “La Cacata”, en  Cien Fuegos, Santiago.

Los menores, entre ellos uno de once años, otro de  dos años, y uno de ocho meses, tenían un mes encerrados en una vivienda, según la Policía.

Según el vocero policial, general, Máximo Báez Aybar, los niños fueron trasladados  por miembros de la Policía y por la magistrada de Violencia de Género, Doris Liz, al hospital infantil Arturo Grullón, donde fueron evaluados y posteriormente enviados al departamento de Violencia doméstica, de esta ciudad.

Los menores quedaron bajo el cuidado de las autoridades de la instancia correspondiente de Santiago.

Deja un comentario