La ministra adjunta de finanzas, Nadia Valavani, ha presentado hoy su dimisión por no poder apoyar las condiciones vinculadas al nuevo rescate. Valavani explicó a los medios que había tomado esa decisión porque considera que no es compatible ser ministro y a la vez estar en contra de una decisión gubernamental.

La diputada de Syriza hizo este anuncio pocas hora antes de que el Parlamento vote el primer paquete de leyes acordadas con los líderes de la eurozona como condición previa al inicio de negociaciones sobre un tercer rescate.

En una carta dirigida al primer ministro, Alexis Tsipras, la hasta hoy ministra adjunta ha calificado el tercer rescate como una “capitulación”.

Valavani ha justificado su rechazo al programa con el argumento de que las medidas que incluye no permitirán a un “pueblo empobrecido” recuperarse y, por el contrario, suponen una “lápida” que impedirá el crecimiento durante “muchos años”.

Entre los dimisionarios figuran también el secretario general de Seguridad Social, Yorgos Romaniás, y el secretario general de Economía, Manos Manusakis.

Entre los ministros disidentes que, en cambio, se niegan a dimitir figura el de Energía, Panayotis Lafazanis, quien ha vuelto a recalcar hoy que no va a respaldar el acuerdo pero que no piensa dimitir.

Los medios, sin embargo, dan por seguro su cese como parte de una amplia remodelación de Gobierno que podría tener lugar mañana mismo, una vez concluida la votación, prevista para la medianoche.

Deja un comentario