MADRID. El refugiado sirio al que una periodista húngara le hizo una zancadilla cuando cruzaba la frontera con su hijo en brazos vivirá en un suburbio de Madrid después que una academia de fútbol española le ofreció un apartamento y ayuda para rehacer su vida.

Osama Abdul Mohsen y su hijito Zaid están en un tren que se espera llegue a Madrid a la medianoche el miércoles, dijo Luis Miguel Pedraza, del Centro Nacional de Formación de Entrenadores (CENAFE), que prepara técnicos de fútbol. Uno de los graduados de la escuela, que habla árabe, le acompañaba.

Mohsen fue visto en video cargando a su hijo cuando la camarógrafa húngara Petra Laszlo le dio un traspié que lo derribó al suelo en un campo mientras otros migrantes huían de las autoridades cerca de la aldea húngara de Roszke.

Fue a parar a Alemania, donde reportes de prensa revelaron que había sido entrenador de fútbol en Siria. La escuela entonces le convenció a viajar a España, donde por el momento se alojará en un apartamento cerca de las instalaciones de la escuela en el suburbio de Getafe.

La escuela quiere encontrarle trabajo en su profesión, pero antes debe aprender el español, pues solamente habla árabe y un poco de inglés.

“Lo primero es ayudarle a asentarse”, dijo Pedraza. “Primero le ayudamos como gesto humanitario. Más tarde buscaremos algo. Él está interesado en nuestra escuela”.

La escuela planea además ayudar a Mohsen a solicitar asilo en España. La semana pasada, el país acordó acoger a 17.680 refugiados de Siria y otros países bajo un plan de la Comisión Europea.

La camarógrafa fue despedida cuando salieron al aire las escenas en los que le hacía la zancadilla a Mohsen y otros inmigrantes. AP

Deja un comentario