El canciller dominicano, Andrés Navarro, abogó por acoger la propuesta de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, de realizar una reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) una vez al año, y ofreció que República Dominicana sea sede de esa reunión de alto nivel en 2016.

Durante su intervención en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE y de la Celac que se celebra en Bruselas, Navarro, recordó que su país asumirá la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños en enero de 2016.

La cumbre entre ambas regiones se celebra cada dos años y las partes intentan establecer que la reunión preparatoria de los ministros de Asuntos Exteriores, que tiene lugar en vísperas del encuentro, se convierta en un evento anual.

En opinión del canciller dominicano, el propósito es “evaluar los compromisos acordados entre nuestras regiones y relanzar con medidas eficaces el foro que alberga las relaciones interregionales entre la Celac y la Unión Europea, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Navarro dijo así durante el primer día de la cumbre UE-Celac que “la República Dominicana aceptaría complacidamente ser sede del referido foro el próximo año, en un momento en el que ambas regiones están asumiendo cada vez un mayor protagonismo frente a los retos globales y regionales”.

Durante su intervención ante los líderes de las 61 delegaciones de la UE y la Celac, el canciller dijo que en ambas regiones existe una mayor comprensión sobre la importancia de las relaciones estratégicas y las posibilidades de su profundización.

“Entendemos que en la medida en que logremos mayor solidez institucional y un espíritu constructivo en la relación birregional, en el marco de nuestras diferencias, como Estados y como regiones, se alcanzará un mayor peso específico en el escenario global”, afirmó Navarro.

Expuso que la actual realidad mundial constituye “un imperativo de armonización” de las posiciones comunes, la recuperación de la confianza y la cooperación para la solución de los problemas que afectan a muchos de los países de la región, como son la pobreza, el narcotráfico y el crimen trasnacional, el cambio climático, las migraciones irregulares, entre otros males sociales.

“La República Dominicana reafirma su compromiso con el multilateralismo, en particular con los principios y fundamentos establecidos en la Carta de las Naciones Unidas”, dijo.

“Nos comprometemos a intensificar nuestros esfuerzos, en el marco de la presente alianza estratégica birregional, en la defensa de un sistema internacional más eficaz y respetuoso de la igualdad soberana de todos los Estado”, añadió.

Eso sí, siempre teniendo presente “el debido respeto de la integridad territorial de las naciones y su independencia política, así como la libre determinación de los pueblos y la protección y promoción de los derechos humanos”.

Igualmente, Navarro abogó por que la región continúe profundizando las áreas de desarrollo para las futuras generaciones como la estabilidad política y democrática, la inclusión social, la seguridad de los territorios, el control del tráfico de personas y de migrantes, la no proliferación de armas nucleares, el cuidado al medioambiente, desarrollo sostenible, educación, generación de empleos, comercio y la innovación tecnológica, entre otras.

Deja un comentario