Monte Plata. La medida de coerción de prisión preventiva impuesta el pasado año a solicitud del Ministerio Público en contra del imputado Winston Rizik Rodríguez, acusado de narcotráfico, lavado de activos y porte ilegal de armas, fue ratificada por segunda ocasión por la Corte de Apelación de Santo Domingo.

La medida cautelar le fue impuesta luego que el Juzgado de Atención Permanente de Monte Plata acogiera la petición del Ministerio Público en virtud de la justificación del peligro de fuga que representa y por los graves cargos criminales que se les imputan.

Con la medida de coerción impuesta en esa oportunidad por dicho juzgado y las dos ratificaciones hechas por la corte, son tres sus fracasos en el intento de lograr la libertad pura y simple.

El titular de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos, Germán Daniel Miranda Villalona, saludó la decisión del tribunal y dijo que esperan poder presentar la acusación en contra del imputado en la próxima audiencia que fue programada con esos fines para el próximo 24 de agosto en el Juzgado de Monte Planta.

En ese sentido, reiteró a la opinión pública y a la administración de justicia su alerta sobre este caso por las diferentes acciones que ha dirigido el imputado para seguir evitando el conocimiento de los cargos.

La Corte de Apelación de Santo Domingo, integrada por los jueces  Darío Gómez, Víctor Mejía Lebrón e Indira Montás, ante el recurso de apelación a la medida de revisión interpuesta por el imputado, confirmó la resolución anterior de prisión, ya que hasta la fecha los hechos que la motivaron no han variado, y por el contrario el Ministerio Público viene denunciando la multiplicidad de incidentes por parte de los abogados y los aplazamientos que se han hecho para evitar el conocimiento de la acusación que pesa en su contra.

Deja un comentario