SAN JUAN.— El norte del Caribe, afectado por la sequía, se prepara ahora para recibir lluvias fuertes y ventiscas a medida que el debilitado huracán Danny se acerca a Puerto Rico y las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

El huracán de categoría 1 se localizaba el sábado por la mañana a 1060 kilómetros (600 millas) al este de las Islas de Sotavento.

Sus vientos máximos sostenidos eran de 150 kph (90 mph) y viajaba al oeste-noroeste a 19 kph (12 mph). El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, dijo esperar que Danny se vuelva tormenta tropical entre el domingo y el lunes.

Un aviso de tormenta tropical estaba en efecto para Antigua, Barbuda, St. Kitts, Nevis, Montserrat, Anguila, St. Maarten, Saba y San Eustaquio.

Se espera que el vórtice de Danny pase sobre Antigua y Saint Kitts la madrugada del lunes y que llegue a las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico la madrugada del martes. AP

Deja un comentario