Londres.- La productora británica Foodles Production, responsable de la filmación en el Reino Unido de “Star Wars: The Force Awakens”, admitió hoy ante un tribunal británico su responsabilidad por el accidente que sufrió hace dos años el actor Harrison Ford durante el rodaje.

La estrella de Hollywood, de 74 años, se rompió una pierna y sufrió otras heridas en junio de 2014 al ser golpeado por una pesada puerta hidráulica de metal en el decorado que recrea la nave espacial del Halcón Milenario.

El regulador de seguridad laboral británico Health and Safety Executive (HSE) llevó a juicio a Foodles Production, filial de Disney, y presentó cuatro cargos relacionados con ese accidente.

La productora británica ha admitido responsabilidad en dos ellos, mientras que la fiscalía retiró los otros dos. El Tribunal de la Corona de Aylesbury dará a conocer su sentencia el próximo 22 de agosto, informaron hoy fuentes judiciales.

Cuando sufrió las lesiones, Ford, que regresaba al papel de Han Solo en la séptima entrega de la saga de Star Wars, fue trasladado en helicóptero a un hospital en Oxford para ser operado.

Durante el juicio, la acusación aseguró que el fallo en el funcionamiento de la puerta hidráulica podría haber provocado “una muerte”, pues su impacto sobre una persona es similar, dijo, al de un “coche pequeño”.

“Podría haber matado a alguien. No sucedió así porque se activó un mecanismo de parada de emergencia”, destacó la fiscalía, que, no obstante, recordó que el accidente “podía haberse evitado”.

En un comunicado, Foodles Productions indicó hoy que sus responsables “han cooperado completamente” con la investigación desarrollada por el HSE y las autoridades competentes.

“La seguridad de nuestros actores y de la plantilla ocupa un lugar prioritario durante el rodaje”, agregó la compañía en la nota. EFE

Deja un comentario