SANTO DOMINGO.- La Procuraduría General de la República confirmó este jueves que el cadáver hallado el pasado 16 de agosto en el sector de La Cuaba, del kilómetro 23 de la autopista Duarte, es el de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, de 10 años de edad, quien fue reportada desaparecida en junio del año 2015 en el municipio Pedro Brand.

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, y la fiscal de la provincia Santo Domingo, Olga Diná, explicaron durante una rueda de prensa.que hasta el momento han sido confirmados los siguientes cuatro puntos:

El referente de los restos fue encontrado donde dijo el acusado. El calzado, escondido en otro lugar, fue encontrado en el lugar donde dijo el imputado. El vestido fue amarrado en el cráneo de la osamenta. El estudio científico de antropología forense, con ropa identificada por la madre con ropa de la menor, coincide en que la osamenta corresponde a una fémina de entre ocho y diez años, la edad que tenía.

Los restos de la menor fueron encontrados porque “uno de los detenidos por el caso que está preso nos llevó hasta donde estaba su cuerpo sepultado”, dijeron las autoridades.

El detenido habría revelado que la niña fue raptada el 25 de junio del año 2015, después que salió junto con su hermana gemela de un culto evangélico, y que luego fue llevada en una motocicleta a un lugar aún sin establecer.

Según las investigaciones, hasta el momento no ha surgido ningún elemento que conduzca a conclusión alguna sobre tráfico de órganos.

l

Deja un comentario