SANTO DOMINGO.- Pro Consumidor informó que ha incautado un millón 156 mil 411 productos vendidos, en mal estado, sin etiquetas, con orina y heces fecales de ratas que se comercializaban en todo el país en perjuicio de los consumidores.

Los productos no aptos para el consumo humano, fueron decomisados por Pro Consumidor, durante los seis años que lleva al frente de la entidad la licenciada Altagracia Paulino, en el período comprendido de enero 2009 al mes de noviembre del 2015.

Tales productos se comercializaban en supermercados grandes y pequeños,  almacenes, colmados, casas comerciales y surtidoras.

La directora de Pro Consumidor, Altagracia Paulino, admitió que aunque no todo está perfecto en un mercado donde ha imperado la cultura del engaño,  la práctica de la venta de productos vencidos se ha disminuido.

Dijo que lo atribuye a las acciones que iniciará Pro Consumidor contra los comerciantes de incautar e incinerar los productos que vendían afectando la salud de los consumidores.

Por igual, indicó que los proveedores en su mayoría, han mostrado disposición de cumplir con la ley, lo que ha provocado la disminución de la venta de productos vencidos y en mal estado.

“Todavía hay que trabajar más para que los proveedores se comprometan a cumplir con la ley y que los consumidores y ciudadanos entiendan los derechos que le asisten”, sostuvo la funcionaria.

Las incautaciones  fueron realizadas por el Departamento de Inspección y Vigilancia de Mercado a través de la División de Inspección de Productos y Control de Calidad de la entidad defensora de los consumidores, durante operativos.

El decomiso se produjo en Santo Domingo, Barahona, Santiago, La Vega, San Pedro de Macorís, San Juan de la Maguana, San Francisco de Macorís, Hato Mayor, Elías Piña, La Romana, San José de Ocoa, Santo Domingo, Distrito Nacional, Jarabacoa, San Cristóbal, Las Terrenas-Samaná, entre otros.

Pro Consumidor informó que en los seis años, por la venta de productos no aptos para el consumo se han multado varios  establecimientos  comerciales por incurrir en esta mala práctica y violar la Ley 358-05 de Protección al Consumidor.

Deja un comentario