Marsella– Bruno Odos, uno de los dos pilotos franceses que se escapó de República Dominicana  para eludir una condena por narcotráfico, fue interrogado este martes por jueces franceses, que decretaron su detención preventiva.

Los jueces de instrucción, que investigan el escándalo conocido como “Air Cocaína”, interrogarán el miércoles al otro piloto condenado por la justicia dominicana, Pascal Fauret, de 55 años.

“Hay que complacer a Santo Domingo, la lógica de la investigación es incomprensible” deploró el abogado de los pilotos, Jean Reinhart, ante la prensa. Odos, de 56 años de edad, deberá permanecer hasta nueva orden en la cárcel por razones de “orden público” y para atender las “necesidades de la investigación”, precisó el abogado.

“La justicia parece que los considera unos forajidos” cuando en realidad eran “pilotos que no fueron precavidos” y que cargaron unas maletas sin inspeccionar su contenido, afirmó el abogado.

Una jueza francesa, Christine Saunier-Ruellan, instruye la causa desde febrero de 2013.

Ambos fueron detenidos en Francia. Desde su fuga son objeto de una orden de detención internacional emitida por la justicia dominicana, pero Francia no extradita a sus ciudadanos.

Una condena definitiva en República Dominicana podría ser un obstáculo para que sean juzgados en Francia, dado que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito. Pero ese principio no se opone hasta ahora a la continuación de la investigación en Francia, precisó Reinhart. AFP

Deja un comentario