SANTO DOMINGO.- Los jueces del IV Tribunal Colegiado condenaron a los acusados Dionisio Homero Cabral Pimentel y José Ramón Attias Peña, a 6 años de prisión, así como a Samir Cabral Pimentel, a 2 años, por haber sido hallados culpables de cometer estafa millonaria en perjuicio de decenas de personas.

Los condenados se asociaron y violentaron disposiciones emitidas por la Superintendencia de Valores, recibiendo valores por la suma de más de 50 millones de pesos, por los cuales emitieron papeles comerciales, haciendo creer a sus clientes que sus negocios funcionaban como puestos de bolsas, debidamente autorizados, informó hoy la Fiscalía del Distrito Nacional.

El 7 de marzo del 2005 la Superintendencia de Valores informó a sus intermediarios de valores que les estaba prohibido intermediar, colocar o vincularse de alguna manera con instrumentos de valores que no fueran autorizados, según la Fiscalía.

“En fecha 7 de marzo del 2005, la Superintendencia de Valores, mediante la Resolución SIV-2005-02-PB, informó a sus intermediarios de valores que les estaba prohibido intermediar, colocar o vincularse de alguna manera con instrumentos de valores que no fueran autorizados”, manifiesta la instancia de Fiscalía.

La emisión de papeles fue estructurada y administrada, por el puesto de bolsa Transacciones Globales S.A., presidida por Dionisio Homero Cabral y manejada por el señor Samir Cabral.

“La emisión de estos papeles fue sometido a un programa de redención o desmonte trimestral, que culminaría el día 11 de abril del 2006, el cual no se cumplió”, manifestó la fiscal Karina Concepción en audiencia.

Además, el 6 de marzo del 2007, la Superintendencia suspendió temporalmente a Transacciones Globales S.A. realizar actividades dentro del mercado de valores como puesto de bolsa, hasta noviembre de ese mismo año.

Sin embargo, conjuntamente con la sociedad comercial ATTIAS, Ingenieros-Arquitectos, S.A., en la persona de José Ramón Attias, continuaron emitiendo papeles comerciales no autorizados.

El tribunal, conformado por los jueces Pilar Rufino, Samuel Castillo y Leticia Martínez, acogió el pedimento de la Fiscalía, que otorgó al caso la calificación jurídica de asociación de malhechores, estafa, violación a la Ley número 19-00, que regula el Mercado de Valores de la República Dominicana, en sus literales a), c), j) del artículo 116, así como su reglamento de aplicación.

Los condenados se encuentran en la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva; en las próximas horas se determinará el recinto penitenciario al que serán enviados a cumplir la pena impuesta.

Deja un comentario