La Primera Dama Cándida Montilla de Medina, consideró posible unificar voluntades hacia un mismo propósito de servir con eficiencia, honestidad y entrega a los ciudadanos, bajo el marco del respeto.

Valora conferencia del padre Mateu
Montilla de Medina se expresó  en esos términos al emitir sus consideraciones sobre la conferencia dictada por el padre Gregorio Mateu, titulada: “Equipos centrados en una Cultura de Paz”, la cual se llevó a cabo uno de los salones de conferencias de las Oficinas Gubernamentales Presidente Profesor Juan Bosch.

La Primera Dama Resaltó la importancia del tema en el compromiso que tienen los servidores de su Despacho de ser mejores y cada vez más efectivos en el cumplimiento de sus responsabilidades.

Despacho de la Primera Dama apoya población
“Sus sabias opiniones sirven para nutrir nuestra capacidad de hacer las cosas cada día mejor en beneficio de la población y, particularmente, de los dominicanos y dominicanas de todas las edades que buscan un punto de apoyo en el Despacho de la Primera Dama”, manifestó Montilla de Medina.

Afirmó que es precisamente la labor eminentemente social del Despacho “lo que nos compromete con un servicio público de calidad que no puede lograrse si no aunamos voluntades y damos prioridad a nuestras metas institucionales”.

Instrumentos para la convivencia pacífica
Aseguró que las palabras del Padre Gregorio Mateu constituyen verdaderos instrumentos para la convivencia pacífica y el entendimiento. “Nos toca ahora a nosotros hacer posible en el día a día de nuestro trabajo el florecimiento permanente de relaciones armoniosas y fraternales, basadas en el respeto mutuo y en el reconocimiento del mérito de nuestros compañeros y compañeras”.

Padre Mateu: “El cambio empieza por uno mismo”
El Padre Mateu inició la conferencia con el ejemplo de “un niño travieso, cuyo padre para aquietarlo lo puso a armar un mapa que previamente había destrozado en varios pedazos y para su sorpresa, el menor lo armó en tiempo record”, lo que confirma que no se trata de cambiar el mundo, sino empezar por uno mismo”.

Enfatizó que la felicidad está dentro de cada ser humano y está basada en actuar con inteligencia y amor, “no se dice todo lo que se piensa, pero hay que pensar muy bien todo lo que se dice y sobre todo, hay que pensar con el corazón y amar con inteligencia”.

El autor de 23 obras de circulación nacional e internacional sobre manejos y controles emocionales, con énfasis en la felicidad, refiriéndose al valor de lo intangible, manifestó que hay que aprender a escuchar y “gastar más en experiencias que en la adquisición de cosas materiales”.

Deja un comentario