PUERTO PRÍNCIPE, EFE.- El primer ministro haitiano, Evans Paul, aseguró hoy a medios locales que tiene constancia de que “haga lo que haga” su país, en relación con la segunda vuelta presidencial del próximo domingo, la comunidad internacional lo respalda.

En declaraciones a las emisoras de radio Vision 2000 y Majik 9, Paul además indicó que “todo el mundo es consciente de que hay problemas” en la isla caribeña.

Los problemas pasan por acusaciones de fraude en el proceso electoral por parte de la oposición y brotes de violencia, que han incluido incendios y saqueos de varias oficinas electorales.

Además por la renuncia oficial este martes del candidato opositor, Jude Celestin, quien junto a otros sectores no afines al Gobierno denunció que el presidente haitiano, Michel Martelly, ha dado “un golpe electoral”.

Así, el único candidato para los comicios es el oficialista Jovenel Moise.

El primer ministro reiteró que hasta el propio presidente, Michel Martelly, es consciente de las dificultades y subrayó que la comunidad internacional respaldará a su país sea cual sea la decisión que adopte el gobierno haitiano respecto a la realización de las elecciones.

Martelly ha dicho que su objetivo es entregar el poder el próximo 7 de febrero al futuro presidente, “en un marco constitucional”, reveló Paul.

Agregó que cuando esta noche Martelly se dirija nuevamente a la nación, probablemente haga algún anuncio importante y reiteró que todavía hay “varias opciones sobre la mesa que permitirán respirar al país” en relación con el proceso electoral.

La segunda vuelta electoral estaba prevista inicialmente para el 27 de diciembre pasado, pero fue aplazada por el Consejo Electoral Provisional (CEP) siguiendo la recomendación de la Comisión de Evaluación Electoral ante el clima de crispación política que vive el país, y por las constantes las denuncias de fraude expresadas por la oposición. EFE

Deja un comentario