Guineo Adentro, Los Cacaos de San Cristóbal. El Presidente Danilo Medina instruyó este domingo a las autoridades del Banco Agrícola para la reducción del 12 al 10% de la tasa de interés a los préstamos productivos que esa entidad destina al sector agropecuario.

Conforme la disposición del Jefe del Estado, la medida, una vez aprobada por el Consejo Directivo, habrá de entrar en vigencia, de manera retroactiva, al primero de este mes.

La misma va dirigida a favorecer a los productores agrícolas y pecuarios, como parte de la estrategia que impulsa la actual administración gubernamental de potencializar la agropecuaria nacional y contribuir a la reducción de la pobreza en el país.

“Conversé con el administrador general del Banco Agrícola, Carlos Segura Fóster, en torno a si la entidad estaba en condiciones de producir esa reducción de la tasa de interés a los préstamos productivos del sector agropecuario, y me dijo que sí; por lo que hoy hago aquí el anuncio”, expresó.

El mandatario hizo el planteamiento durante la visita sorpresa a esta comunidad de la provincia San Cristóbal para reunirse con representantes de la Cooperativa de Servicios Múltiples e Invernaderos, quienes había solicitado un financiamiento para desarrollar un proyecto de cultivo de 2 mil tareas de chinola.

Durante el diálogo que acostumbra hacer el Jefe del Estado con los productores, en esta ocasión se puso en evidencia el interés de ellos de retomar la producción de café, en parte diezmada por enfermedades como la roya, que desde hace décadas están presentes en la República Dominicana.

Plantearon que históricamente gran parte de los habitantes en las comunidades que habitan las zonas altas de las provincia San  Cristóbal ha vivido de la producción cafetalera.

Los dos proyectos
Luego de escucharles, el Presidente Medina dispuso la aprobación del financiamiento para los productores de chinola, como una alternativa hasta tanto se haga la repoblación de café de la zona.

Además, ordenó la entrega gratuita de plántulas de variedades resistentes a enfermedades y asistencia técnica a los productores de café por parte de las autoridades agropecuarias.

Los términos finales para la puesta en marcha de ambas iniciativas serán discutidos este martes por los comunitarios con la comisión del gobierno que retornará al lugar para esos fines.

El Presidente Medina dijo que es consciente que la producción de chinola constituye solamente una alternativa porque no puede, por sí sola, sacarlos de la pobreza.

Pago por servicios ambientales
El mandatario propuso también discutir el tema de la puesta en marcha de un programa de reforestación a gran escala en vista de que en esa parte del territorio nacional nacen ríos como el Nizao, el Mahona y otros acuíferos que son vitales para el abastecimiento de agua en San Cristóbal y el Gran Santo Domingo.

Sostuvo que además de la reforestación con cafeto y otras especies, se podría incentivar esa labor mediante el pago por servicios ambientales a agricultores y criadores de animales de la zona.

La capilla de Doña Isabel
Aunque no estaba invitada a la reunión, pero se invitó a sí misma cuando supo el Presidente Medina iría al lugar; Doña Isabel Robles, le solicitó un turno al mandatario y, una vez con su micrófono, clamó por la terminación de una capilla de bajo costo.

“Señor Presidente, le escribí un papelito pidiéndole lo de la capilla, pero se lo quiero decir también; necesitamos esa capillita, por el amor de Dios; usted sabe que si no se predican los valores no vamos para ningún lado”, dijo.

“También quiero que nos ayude con lo de la siembra del café, porque cuando se acabe definitivamente, tampoco habrá agua debido a que sus raicitas son las que hacen que se retenga el agua y vaya a los ríos”, agregó.

A veces me dicen que deje ya de afanarme tanto, a mi edad, prosiguió la septuagenaria, pero lo que sucede es que tuve diez hijos y tengo que echar para adelante”.

Evidentemente impactado las palabras de la señora, el gobernante le dijo que contara con la terminación de la capilla y le solicitó que oraran por él. No bien había concluido las palabras, cuando dama le abrazó, previo a decirle: “Presidente, hace tiempo que estoy orando por usted”.

Deja un comentario