El programa de mantenimiento mayor de la planta AES Dominicana, que implicará la indisponibilidad de 550 megavatios de energía hasta el próximo martes 31 de este mes, por la salida de Los Mina V y VI, no se queda ahí.

Datos sustentados del Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC-SENI), establecen que Itabo I está en dificultades. Todo se debe a un pinche en una de sus calderas.

Pero indisponibilidad también presentan Estrella del Mar, las unidades 1 y 3 de la Compañía Eléctrica de San Pedro de Macorís (CESPM), Haina 1 y 2, Falcondo 1, 2 y 3, así como Puerto Plata 1 y 2. Estos datos establecen que este fin de semana será más oscuro de lo previsto.

Sin embargo, la Compañía Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) sostiene que el sistema cuenta con energía de respaldo para tratar de atenuar el impacto de la salida de las unidades de AES Andrés y Los Mina V y VI, como son la planta de la Compañía Eléctrica de San Pedro de Macorís (CESPM), la generadora San Felipe, Monte Río y Palamara La Vega, así como algunas hidroeléctricas.

En respuesta a la Fundación por los Derechos del Consumidor (Fundecom), aclaró que la utilización de estas generadoras en modo alguno se traduce en un incremento de la factura de los consumidores, pues los costos recaerían sobre los generadores y la CDEEE, ya que el 90% de la energía es contratada a largo plazo a precios invariables, por lo cual el proceso no impacta financieramente en el usuario final.

Afirmó que los niveles de las presas se mantendrán hasta sus mayores cotas para que las  hidroeléctricas puedan operar durante todo el día en esta coyuntura y no solo en las horas de demanda superior como suele programarse.

“Consideramos que habrá generación suficiente, pero para respaldarnos en materia de voltaje contaremos con la unidad 1 de Tavera durante las primeras 12 horas del día y, las otras 12 restantes, con la segunda planta de esta generadora”, dijo el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Celso Marranzini.

Dejar respuesta