SANTO DOMINGO.- La Policía investiga el caso de una pareja que fue encontrada muerta en el interior de su vivienda, ubicada en una comunidad rural de Cotuí, en lo que se presume fue un homicidio-suicidio.

La Policía identificó a las víctimas como Beiris Mercedes Ventura Mosquea, alias Nena, de 26 años, y Fermín José Colón, de 45.

Según familiares de la occisa, la pareja discutía con frecuencia por motivos de celos.

Fueron encontrados muertos en las primeras horas de la mañana por familiares de la mujer, quienes dieron parte a las autoridades, las cuales establecieron que ni las puertas ni las ventanas presentaban signos de violación.

Un médico legista que acudió al lugar junto a la Policía, no estableció de inmediato las causas del deceso de la mujer e indicó que no presentan signos de violencia física.

Respecto al cadáver del hombre, el médico forense estableció que fue hallado atado con una sábana con un nudo en su garganta.

Yoselín Ventura Mosquea, de 24 años, hermana de Beiris Mercedes, declaró a la Policía que esta y su marido esperaron la llegada del Año Nuevo en casa de su abuela, de donde a las 2:40 de la madrugada partieron junto a los niños hacia su vivienda.

Agregó que en la mañana, después de llamar varias veces por teléfono a su hermana, sin que le contestaran, decidió ir a la casa junto a su hermano Fausto Enrique Mosquea, a donde después de llamar varias veces, optaron por romper una ventana para tomar la llave de la puerta.

Apuntó que al entrar y encontrar los cuerpos sin vida llamaron a las autoridades.

En la escena fue levantada una botella de cristal rota, con un pedazo ensangrentado.

Los cadáveres fueron enviados a la regional del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de San Francisco de Macorís.

Deja un comentario