SANTO DOMINGO.-Efectivos policiales, adscritos a la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM), apresaron por separado ayer a cuatro hombres, enfrentando cargos por homicidios, en hechos ocurridos en Santiago, Pedernales y Santo Domingo.

La Policía dijo que entre los detenidos figura Leandro Manuel de la Cruz (Abo), de 19 años, quien se encontraba prófugo por la muerte del taxista Waldo Ortiz Abreu, a consecuencia de heridas múltiples de arma blanca, durante un asalto.

Precisó que el prevenido participó en el citado delito junto a Anyelo Taveras Betances (Jorge), Stalin Ramón Betances Vásquez, Melvin Martínez Santos (El Mello) y Ambiorix Martínez Santos (Pimpe), quienes ya están sometidos a la justicia.

Mientras que el segundo detenido es Girbert Antonio Polanco Díaz (Ocoa), de 27 años, residente en el municipio de Oviedo, provincia Pedernales, quien era buscado mediante la orden judicial No. 00108-2015, quien mató de varios cartuchazos a Wilfrido Martínez Feliz (Vichan).

A Polanco Díaz (Ocoa), durante su apresamiento, se le ocupó una mochila que contenía en su interior un paquete con un vegetal verde presumiblemente marihuana, un celular y la suma de RD$3,000.00 en efectivo.

Mientras que el tercer apresado es el nacional haitiano indocumentado, Yonson Pie (Yande Cibu), y/o Wilson Pie (Yander), de 26 años, quien fue capturado mediante orden judicial No. 5652-2015, emitida por el tribunal de atención permanente de Santiago.

El prevenido en mención era buscado por la muerte del señor Faustino Rosa, de 66 años, quien murió a consecuencia de heridas de arma blanca en la cara y el cuello, ocasionadas por “Yander” y el nombrado “Omega” de su misma nacionalidad, que asaltaron la ferretería donde la víctima laboraba como seguridad.

Finalmente, Julián Ceballos López, de 38 años, fue apresado por matar de varios cartuchazos a una mujer identificada como Luz María Duarte Frías, de 24 años, quien residía en la calle No.10, casa, sin número, Villa Rosa, sector Cien Fuego, en Santiago.

Ceballo López, al ser cuestionado por el hecho, admitió su responsabilidad al argumentar que la víctima se presentó a su lugar de trabajo con la finalidad de tener relaciones sexuales con él, por lo que afirma haberse negado diciéndolo a ella que él ya no quería más conflictos con su esposo.

Manifestó haberle pedido a Luz María que se fuera del lugar y lo dejara tranquilo, a lo que ella se habría negado irse contestándole a él que mejor la matara. Fue entonces cuando el prevenido manipuló una escopeta y le realizó un disparo que le ocasionó a Luz María la herida mortal.

Deja un comentario