MÉXICO.-  El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, reiteró este lunes que a título personal está en contra de la legalización de la marihuana porque abre el camino para el “consumo de drogas mucho más dañinas”, pero llamó a abrir un “amplio debate” que permita definir la ruta a seguir en torno al tema.

“No puedo ser dueño único de la verdad”, esa es “mi convicción personal”, afirmó Peña Nieto en un evento en la capital mexicana, en el que aludió a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de autorizar a cuatro personas la siembra y consumo de la hierba con fines lúdicos, anunciada el miércoles pasado.

Peña Nieto destacó la importancia de que tanto el Ejecutivo como el Legislativo impulsen un “amplio debate” con expertos en el tema, entre ellos sociólogos, médicos, académicos, a fin de llegar a una conclusión “conveniente y prudente” sobre cómo debe ser la regulación.

En esta búsqueda de “una ruta a seguir”, el gobernante aseguró que el Gobierno ya ha escuchado desde que se emitiera el fallo “posiciones” encontradas sobre el camino a tomar.

El 4 de noviembre, la Primera Sala del alto tribunal emitió una sentencia favorable al uso de la hierba para fines recreativos en beneficio de cuatro querellantes al considerar que la Ley General de Salud afecta al derecho de libre desarrollo de la personalidad y autodeterminación frente a su consumo.

El mandatario, quien se pronunció al respeto en el mismo día del fallo, reiteró hoy que la sentencia recuerda que esta sustancia genera efectos en la salud y no supone la legalización de su consumo.

“Pero sienta un precedente para abrir un debate amplio sobre el consumo de la marihuana”, agregó.

La finalidad de esta discusión, dijo, será ir “mucho más allá” de la resolución judicial.

Contrario a su consumo, esperó que “de ninguna manera” ello conduzca a “una apertura y liberalización” en el consumo de drogas “mucho más dañinas para la salud personal y pública”.

Asimismo, el debate permitirá crear un “marco regulatorio” que, tal y como marca el precedente judicial, piense en el consumo de la marihuana desde “la perspectiva de los derechos humanos” y no desde “la criminalización” de “hacer sujetos de derecho penal” a quienes utilicen la sustancia, aseguró.

“Lo que se da aquí en México en este debate no es exclusivo de nuestro país , es algo que ocurre en todo el mundo, sobre la eventual legalización el consumo de la marihuana”, recordó el presidente, que instó a “articular” la posición mexicana “en el plano internacional”.

Los promotores de este amparo que ha allanado el camino a la legalización de la marihuana en México buscan con él un cambio en la política contra las drogas. EFE

Deja un comentario